jueves, 1 de octubre de 2009

The Maltese Falcon de John Huston (1941)


Una mujer, a primera vista desbordada e insegura, contrata al detective Sam Spade y a su socio Archer para encontrar a su hermana desaparecida, al parecer vinculada a un peligroso individuo. Minutos más tarde, todo gira hacia varias muertes, diversos personajes misteriosos y una estatua (la del título) de un mítico valor. John Huston hacía así su debut trás las cámaras, adaptando de manera increíblemente fidedigna la novela homónima de Dashiel Hammett. El film es simplemente vertiginoso y el espectador que se distraiga de la cadena de hechos que se suceden sin pausa, con aires de folletín por su Halcón que viene desde las Cruzadas y una casi teatralidad entre los personajes involucrados, se perderá sin remedio. Humprey Bogart compone ¿la mejor? actuación de su carrera, dándole vida al inmenso Samuel Spade y marcando los antes y después de lo que sería un Detective Privado en el séptimo arte. Los secundarios están bien todos, todos, con destaques para la ambigua Mary Astor en el protagónico fememino y el trío de siniestros personajes que buscan el Halcón: Sydney Greenstreet (Gutman), Elisha Cook Jr. (Wilmer) y el estupendo, estupendo Peter Lorre (Cairo). Probablemente el film noir definitivo. Un 5 por todo lo alto. Por Fito.

Puntajes:

Christian:

Fito: 5

Gastón:

Martín: 5

Rodrigo: 5

Promedio Tripartito: 5.00

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores