jueves, 13 de octubre de 2011

Kramer Vs Kramer de Robert Benton (1979)

Dustin Hoffman es un cotizado creativo publicitario en ascenso que, de la noche a la mañana -literalmente- es abandonado por su esposa (Meryl Streep, esa perra) y debe hacerse cargo de su hijo de seis años. Dustin está fenomenal como ese padre desinteresado que, de golpe, descubre lo que significa ser padre. Todas las secuencias con el niño son soberbias y uno reafirma acá el gran poder actoral de Hoffman y se calienta por cómo se ha prestado a filmar tanta porquería con el correr de los años. La ternura de la película -hay secuencias lacrimosas, que joder- se mezclan con episodios de mayor dureza, grandes diálogos y detalles conmovedores. Un 5 machazo. Por Martín. 

Puntajes:

Federico:

Fito: 5

Gastón:

Martín: 5

Rodrigo: 5

Promedio Tripartito: 5.00

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores