jueves, 25 de febrero de 2016

Krampus de Michael Dougherty (2015)

Una historia de navidad como la que todos deseamos alguna vez, en donde la parte de la familia estirada y perfeccionista recibe a los parientes bestias trogloditas sureños, que aman las armas de fuego y les molesta la comida que no pueden pronunciar. El joven de la casa que aún cree en Santa tiene una pelea que colapsa toda la cena familiar y termina por gritar que odia la navidad y rompe y tira su carta a Santa. Así es como se desata esta historia a la inversa de Disney, donde el personaje del título llega para castigar a aquellos no creyentes. Para mí hay un problema fundamental de arranque, que es la calificación B, lo que significa que es una versión tenebrosa de Disney, pero Disney al fin (esto quiere decir estilo Disney en realidad ya que no es una película de Disney sino de Universal), o sea que al final no es una película de terror real y para mi eso mató mucho del entretenimiento. 2 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Rodrigo: 2

Wish I Was Here de Zach Braff (2014)

Otro de estos dramas/comedias indie que tanto parecen gustarle a Braff. En este caso dando vida a un actor de 35 años, padre y esposo que anda tratando de encontrar su identidad, su propósito en la vida. Otra de estas historias que ni son de acá ni van para allá, a pesar de un reparto que acompaña: Kate Hudson, Alexander Chaplin, Jim Parsons, Mandy Patinkin, Josh Gad, el viejo amigo de Braff, Donald Faison pero lo dicho, nada trasciende lo suficiente para tomar vuelo. Apenas 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo: 3

Winning: The Racing Life Of Paul Newman de Adam Carolla, Nate Adams (2015)

Un recorrido por una parte de la vida del gran Paul Newman que muchos desconocemos o no tenemos presente, la vida como corredor y dueño de equipos de carreras de automóviles. El hombre ganó campeonatos nacionales de SCCA, las 24 horas de Daytona, ganó su categoría en las 24 horas de Le Mans y ganó múltiples carreras de Trans Am profesional. Como dueño, su equipo ganó 8 títulos de la Indycar, haciéndolo uno de los más prolíficos de la historia. Como documental tiene el valor de recopilar y editar mucho material de archivo pero poca cosa más. 3 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo: 3

The Longest Ride de George Tillman Jr. (2015)

Uno de esos "dramas" románticos, donde se nos cuenta desde un lugar emocional y sensible alguna relación de pareja perfecta, atemporal y maravillosa. Esas historias que hacen que nuestras parejas salgan del cine flotando sobre una nube de algodón. Simpática la parejita protagónica de Britt Robertson y Scott Eastwood, ella una chica joven llena de ambición y futuro, él un jinete de rodeo obstinado y temerario, amén de una relación con un veterano Alan Alda y una historia de amor más grande que la vida misma. A pesar de la clave de drama, no se alteren féminas, todo termina perfectamente bien. 2 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo: 2

Backtrack de Michael Petroni (2015)

Se acuerdan de aquel 2002 en que Adrien Brody ganara el Oscar a mejor actor por su rol en The Pianist?… desde ese entonces, su producción (y uno pensaría que con una intención por capitalizar el éxito) ha sido de una película en 2003, una en 2004, tres en 2005, una en 2006, una en 2007, tres en 2008, dos en 2009 (más la voz en Fantastic Mr. Fox), cuatro en 2010, dos en 2011, una en 2012, dos en 2013, dos en 2014 más el protagónico en la mini serie Houdini, tres películas en 2015 y tres cortos en ese mismo año. Si bien hay algún que otro nombre relevante en toda esta lista de títulos, pareciera que su carrera dista bastante de "haber despegado, o haberse consagrado" después del Oscar. Es una pena porque pareciera que cuando no está ocupado vendiendo trajes para Ermenegildo Zegna, es un buen actor que hace las cosas con intención y sentido. En este caso interpreta a un sicólogo que trata a pacientes y a su vez él mismo ve a un terapeuta (Sam Neill) para lidiar con sus propios demonios que ni son pocos ni son fáciles. Es así que Brody irá develando un misterio en clave de thriller interesante, climático y de paso calmo. 
Desafortunadamente para los que hemos visto demasiado cine, el desenlace se olfatea a la distancia, pero ello no hace menos divertido el viaje. Buen 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo: 3

Carol de Todd Haynes (2015)

Esta película nos ubica en Nueva York de los años 50. Therese Belivet (Rooney Mara), una joven dependienta de una tienda de Manhattan que sueña con una vida mejor, conoce un día a Carol Aird (una brillante Cate Blanchett), una mujer elegante y sofisticada que se encuentra atrapada en un matrimonio infeliz. Entre ellas surge una atracción inmediata, cada vez más intensa y profunda, que cambiará sus vidas para siempre. Cuando los condimentos son buenos es difícil que la comida salga mal, a no ser que el chef no sea bueno. Bueno Haynes no falla y le da una narrativa muy buena sumada a dos grandes actuaciones de sus protagonistas, una gran banda sonora y una buena fotografía, todo esto sumado da como resultado, una buena película. Por qué no llega al 5 porque simplemente le falta a mi gusto que la historia me importara un poco más. Un 4. Por Federico.

Puntajes:

Federico: 4

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Aux Yeux Des Vivants de Alexandre Bustillo, Julien Maury (2014)

Desde que Alexandre Aja hiciera esa porquería llamada "Haute tension" en 2003 hay toda una camada de cine de terror francés pasado de rosca, dónde más allá de asustar o no al espectador, la cosa va de revolverle las tripas al momento de mostrarle tremendas salvajadas sangrientas que harían parecer a "Hostel" un día de picnic en el campo. En un principio, la película que aquí nos ocupa arranca de esta manera, pero luego se enfoca en un trío de adolescentes o preadolescentes que escapan de la escuela en el último día de clases. Van haciendo algunas trastadas por ahí (trastadas como quemar un granero, porque somos franceses pasados de rosca, no los pibes de "Cuenta Conmigo") hasta que llegan a un estudio de cine abandonado, donde ven a una mujer secuestrada por el psicópata de turno (cuya presentación, descripción y accionar, es lo mejor de la película aunque cuando llega el momento que lo explican pierde por completo todo sentido). De allí en más, nos vamos al slasher clásico- con la salvedad de que las víctimas son niños, pero es que estos franceses pasados de rosca no respetan tabúes, se sabe- con buenos momentos en el durante y estúpida, muy estúpida, conclusión al final. 2. Por Fito.

Nota: El título internacional es Among The Living.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

The Medusa Touch de Jack Gold (1978)

El escritor John Morlar (Richard Burton) es encontrado en su hogar de Londres luego de recibir una paliza de muerte. La investigación del ataque la lleva el Inspector francés Brunel (Lino Ventura, y si, francés, en esta película hay una suerte de intercambio entre la Sureté y Scotland Yard) quien recrea la vida de la víctima mediante una serie de interrogatorios a personas cercanas, pero centrándose en la psiquiátra Zonfeld (Lee Remick) quien puede- o no- saber más del caso. Lo que le queda claro a Brunel desde un principio es que Morlar estaba convencido de que tenía el poder de causar tragedias sólo con su mente y a medida que interroga, las situaciones parecen darle la razón. Austero filme bien británico que combina con acierto el horror con el policial- y construye su trama a fuego lento, con paciencia- con deudas evidentes a "La Profecía" (y no sólo por la aparición de Remick) pero referenciando también un tipo de cine de horror dónde se construye lo irreal desde la ciencia, lo verosímil y el estudio del objeto paranormal desde la hipótesis, la prueba y el error. Todo funciona más que bien, llevado de la mano del trío protagónico pero apoyado también en un elenco de innumerables caras conocidas (Harry Andrews, Gordon Jackson, Michael Byrne, Derek Jacobi). Alcanza el 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Clown de Jon Watts (2014)

La coulrofobia es la fobia o miedo irracional a los payasos. Yo no diré tanto, pero que sin dudas los payasos me asustaban de niño y hoy día no me caen demasiado bien tampoco, es un hecho. Muchas veces el cine de terror ha aprovechado esta circunstancia y ha producido- con mejor o peor suerte- películas con payasos como asesinos o monstruos. Aquí, la premisa es simple: un payaso falta al cumpleaños de un niño, el padre de dicho niño no quiere dejarlo sin fiesta y se pone un traje de payaso que encuentra en una de las casas que vende. Terminada la fiesta, el traje no sale. Y sólo va para peor. A priori, hay poca tela para cortar ("hombre se pone traje de payaso satánico") pero el director Watts me había convencido con "Cop Car", que tenía una trama igual de sencilla, así que le di oportunidad. Pero me temo que si, en este caso hay demasiado poco argumento. Si bien su pareja protagónica- los desconocidos Andy Powers y Laura Allen- meten ganas (hay, además, un secundario con muchísima onda de Peter Stormare) y la película no tiene ningún prurito en llevarse por delante el tabú de matar niños, pasada la hora de metraje se empieza a notar que el argumento era corto, corto ya desde el principio. Hay un intento de generar una mitología con el payaso demonio pero no se trabaja demasiado tampoco. 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Death Rides A Horse de Giulio Petroni (1966)

Una pandilla de forajidos asalta un rancho buscando 20 mil dólares y mata a casi todo el mundo. El único sobreviviente, un niño, pasa los siguientes 15 años de su vida transformándose en un pistolero perfecto para buscar evidente venganza sobre aquellos que arrasaron con su familia - y a quienes logrará identificar por ciertas cosas que notó en esa noche nefasta, tales como un arete, una cicatriz, una espuela, etc- pero se cruza en su camino otro pistolero, uno veterano en este caso, que tiene sus propios planes para la pandilla en cuestión. Ejemplo clásico de spaghetti western y prueba fehaciente que dicho subgénero es siempre al menos entretenimiento digno, incluso cuando viaja a velocidad crucero como es el caso que aquí nos ocupa. Protagoniza Lee Van Cleef con el oficio de siempre- y algunos de sus trademarks registrados, como la pipa- como el pistolero veterano. Como Clint Eastwood estaba lejos, Franco Nero era caro y Terence Hill demasiado gracioso, para el pistolero joven nos conformamos con John Phillip Law, que tiene tanta expresividad como una tabla de planchar ropa. Y aunque los giros del (básico) guión son de esos que se ven a la distancia, el talento del director Petroni y una inolvidable (como siempre) banda sonora de Ennio Morricone, alcanzan y sobran para disfrutar al menos mínimamente esta película. Un 3 de pasarrato. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Kamisama No Iu Tôri de Takashi Miike (2014)

Bueno... esto es raro por decir lo menos. Sin demasiados prolegómenos nos encontramos en un colegio secundario de Japón donde a gran parte de los estudiantes de una clase les ha estallado la cabeza. En el escritorio del frente hay a su vez una cabeza- que no, no corresponde con ninguna del estudiantado- que elimina inmediatamente a quien se mueva. Ah, y la sangre de los que mueren se torna de inmediato en bolitas rojas. Y esta situación será solamente la primera de muchas que los protagonistas (más bien habría que decir los supervivientes) irán encontrando a medida que avancen en un "juego". Tiene algo de Batlle Royale (y por ende de Los Juegos del Hambre) pero la sensación constante- a medida que aparezcan monstruos animados a comerse a los adolescentes, los cuales en un momento incluso estarán vestidos de ratones- es de "¿pero qué carajo estoy mirando?". Si sumamos un limitadísimo nivel actoral, cero desarrollo de personajes (tanto los que mueren a escasos segundos de aparecer en pantalla como los que llegan al final tienen la misma profundidad) y que para colmo evidentemente no termina (quedan varias líneas narrativas pendientes de un cierre, supongo yo que esperando por la secuela) da como resultado algo bastante difícil de ver. Quizá irá con el humor de cada uno, algo que suele ocurrir con los trabajos del director Miike, pero a mí en esta ocasión me pasó todo lo que me puede pasar por el costado. 1 completo. Por Fito.

Nota: El título internacional es As The Gods Will.

Puntajes:

Federico:

Fito: 1

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Il Sorpasso de Dino Risi (1962)

El encuentro fortuito entre el tímido y aplicado estudiante de abogacía Roberto (Jean-Louis Trintignant) y el arrollador y sorprendente Bruno (Vittorio Gassman) durante un largo feriado en Roma y sus alrededores es, a su vez, el encuentro entre dos maneras de vivir. Para Roberto todo estaba armado- o proyectado al menos- antes de conocer a Bruno, que es en sí mismo una fuerza de la naturaleza: irresistible, charlatán, fantástico (y todo esto sin que le falten defectos, que los tiene y de a montones, como iremos descubriendo a lo largo de la película). Ambos irán viviendo una escapada que para Roberto significa la libertad misma y para Bruno, el pan de todos los días (que por momentos no significa gran cosa porque hay un vacío siempre ahí, acechándolo). Esto es el ejemplo perfecto de comedia dramática, estandarte de lo mejor que puede ofrecer el cine italiano. Gassman es increíble, un motor indetenible de energía, carisma y deslumbramiento. Trintignant no se queda atrás y le banca toda la partida (lo ayuda un poco menos el recurso tan caro a esta época de la voz en off, dónde se nos explica qué está pensando el personaje mientras el actor pone incómodas caras al respecto) generando entre ambos una química perfecta al tiempo que la película vuela a la misma velocidad que el Lancia Aurelia que los lleva por todas partes. Más comedia que drama, el final- abrupto final- pone las cosas en su sitio, mostrando que el destino es una pérfida arpía que cachetea sin piedad a aquellos que creen que pueden salirse de lo que la rueda les marca para toda la vida. 5. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 5

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Party Girl de Nicholas Ray (1958)

La historia de amor (en verdad, mucho más compleja que simplemente eso) entre Thomas Farrell (Robert Taylor) el abogado más cool de la Chicago post depresión, quien defiende gángsters aunque los desprecia, y Vicki Gaye (Cyd Charisse) la party girl del título, una corista que en un principio se mueve en un círculo cercano a la prostitución pero a partir de su relación con el abogado encamina su vida. La película plantea una historia con su grado de complicación, ya que la parte romántica pasa a un segundo plano a medida que el noir hace su aparición, desde que los gángsters (que son muchos, pero destacan Lee J. Cobb con el mejor personaje de la cinta y John Ireland haciendo uno de sus pasados de rosca habituales) empiezan a ver con malos ojos que el abogado escuche a la corista en eso de empezar a defender inocentes en vez de seguros culpables. La verdad que todo bien con la película de Ray pero no me funcionó demasiado la identificación con el protagonista (con ella sí) ya que por mucho que me pintes a los gángsters como unos jodidos bárbaros, hinchar por el delator no es algo que me cierre demasiado. Sumemos que hay un par de números de baile (estupendos, Charisse reluce) que cortan sin embargo el ritmo y un final que parece escapado de los Tres Chiflados dado el comportamiento absurdo de los malos, por lo que la película no califica tampoco para "recomendación imprescindible". Apenas 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Underneath de Steven Soderbergh (1995)

Un apostador profesional (Peter Gallagher) vuelve a su pueblo natal en Austin, Texas, con motivo de la boda de su madre. Allí, retoma el contacto con su ex esposa (Alison Elliot) quien ha hecho malas migas con un mafioso (William Fichtner). Pronto, todos se involucrarán en un asalto. Soderbergh adapta aquí la novela "Criss Cross" de Don Tracy (conocida también como "El abrazo de la muerte" según la traducción de Javier Coma que guardo en mi biblioteca y que tuviera ya una versión con Burt Lancaster e Yvonne de Carlo en 1949) y propone lo que supongo que él entiende por cine negro. Lo hace muy a su manera- ya en esta, su cuarta película, sus formas y modos se imponen a veces como caprichos- es decir, con encuadres artificiosos, colores que encandilan y un ritmo parsimonioso por decir lo menos. No lo ayuda ni el elenco (sólo Fichtner parece convencido) ni los cambios que el guión (también de Soderbergh bajo el seudónimo Sam Lowry) hace sobre la historia original y que, por ejemplo, proponen un final absurdo y bastante inverosímil. Años más tarde, en una entrevista con motivo de la edición por Criterion de este filme, Soderbegh confesaría cándidamente que se arrepiente de mucho de lo realizado aquí, que su "corazón no estaba en la película" y que no le quedó del todo redonda. Aquí no se le niega nada a nadie, señor Soderbergh. Apenas 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Harry And Walter Go To New York de Mark Rydell (1976)

Harry y Walter (soberbios James Caan y Elliot Gould) son dos artistas de varieté a fines del siglo XIX que aspiran a cosas mejores. Pero mientras Walter piensa en Broadway, Harry está convencido que el futuro yace en una vida de crimen, como la de su ídolo, el perfecto ladrón encantador Adam Worth (Michael Caine en un papel escrito para su medida). Quiere el destino que el camino de Harry y Walter se cruce con el de Worth, sumamos un robo casi imposible a un banco, una aventurada periodista (Diane Keaton) y voilá, tenemos película. Apelando a recursos propios del cine mudo o del vodevile, la película de Rydell tiene mucho también de su contemporánea "El Golpe" y, sin llegar a ser tan efectiva como esta, es una gran comedia donde todos sus intérpretes están en su salsa (no sólo los protagónicos, hay espacio para un elenco secundario que incluye a Charles Durning, Lesley Ann Warren, Carol Kane y Burt Young). Curiosamente, fue casi la causa del quiebre de Columbia en la década de los 70s al irse groseramente de presupuesto y ser un fiasco por completo de público. Alcanza el 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

The Last Witch Hunter de Breck Eisner (2015)

Esta era una de esas producciones poco prometedoras a priori. Y, vamos a sacarnos rápido esa espina, entrega lo que promete: poco. El del título es Kaulder (Vin Diesel) un guerrero que lleva más de 800 años cazando brujas a diestra y siniestra y en nuestra actualidad enfrentará el regreso de la Reina Bruja, aquella con la que iniciara su andadura. No todo es malo. La escena inicial está bastante bien- con su aire a "13 Guerreros" deja ganas, incluso, de que la historia hubiera estado centrada en ese 1200- y Diesel sabe llevar adelante un protagónico, incluso uno tan genérico como este. Pero el resto es todo bastante... burdo. Desde la trama, los villanos poco relevantes, los secundarios poco desarrollados (andan por ahí, con pinta de despistados, Michael Caine y Elijah Wood), la forzada relación romántica (Rose Leslie sin dudas que convencía más en Game of Thrones), los efectos especiales a puro CGI, las escasas escenas de acción, en fin, olvidable por completo. Al igual que los otros dos filmes que vi del director Eisner ("Sahara" y "The Crazies") me queda muy claro que no califica demasiado alto en mi lista de interés. 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

The Small Back Room de Michael Powell, Emeric Pressburger (1949)

Londres, primavera de 1943. El pequeño cuarto del fondo del título es una sección informal que trabaja directamente bajo las órdenes del Parlamento colaborando en la construcción de armamento y explosivos. Con ese lugar como centro, veremos varias historias (pequeñas y grandes) que lo involucran (tales como la identificación y desmantelamiento de bombas trampa que los alemanes dejan caer sobre Reino Unido; la defensa política de un nuevo cañón frente al Ejército o incluso el ordenamiento interno de la propia sección) pero que todas tienen como centro a Sammy Rice (David Farrar) un brillante ingeniero quien vive sin embargo amargado luego de un accidente que le costara una pierna y en permanente combate con su alcoholismo. Su única ancla es Sue (Kathleen Byron) su novia, a quién no deja de alejar de su lado en un camino realmente autodestructivo. Mucho más un drama (o varios dramas) que una bélica tiene de todos modos una tensísima secuencia final de desarme de bombas (¡como me funcionan esas secuencias!) y un atado con moño para todas las historias. Los directores Powell y Pressburber son los mismos (al igual que Farrar y Byron) de la imprescindible "Black Narcissus" y aunque esta no está a esa altura (alguna actuación es algo acartonada), es de todos modos muy recomendable. 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

The Hill de Sidney Lumet (1965)

Durante la WWII, una cárcel militar británica funciona en el desierto en Libia. Se alecciona a los presos con mano de hierro y se los "acondiciona" para volver a ser soldados hechos y derechos. Está poblada de desertores, ladrones y soldados que no han sabido respetar a la autoridad. La acción sigue a un quinteto de presos recién llegados (Sean Connery, Alfred Lynch, Ossie Davis, Roy Kinnear y Jack Watson, con destaque para todos) quienes reciben de inmediato el trato inclemente de la prisión y más que presos, pasan por esclavos, teniendo que trepar una y otra vez la colina del título (una montañita infernal de arena en el medio del cuartel). Los guardias reconocibles son tres: Harry Andrews, el que se presume justo; Ian Bannen, el compasivo; e Ian Hendry, como el bastardo más sádico que se pueda pedir. En este intenso drama bélico, el maestro Lumet carga las tintas contra el aparato militar y sus ridículas ordenanzas, capaces al fin y al cabo de llevar a un hombre a la muerte por no haber obedecido una órden sin sentido. La película es simplemente durísima, no tiene un gramo de piedad para con el espectador. Y así mismo, es otra muestra más del increíble talento de Sidney Lumet. 5. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 5

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Fun With Dick And Jane de Ted Kotcheff (1977)

Dick y Jane (George Segal y Jane Fonda) son una pareja clase media alta de Los Angeles que un mal día se quedan sin trabajo (bah, él se queda sin trabajo, ella es una inútil ama de casa como nos recuerda la película constantemente durante su primera mitad). Allí, descubren que han vivido bastante por encima de sus posibilidades y que están, efectivamente, sin un mango y cargados de deudas. La película- una comedia, por si no ha quedado claro- se divide prácticamente en dos claras mitades. La primera, ver a Dick y Jane tratar de subsistir con los recursos al mínimo, consiguiendo trabajos que sienten poco dignos, buscando asistencia social (y todo eso es presentado como algo espantoso, sólo digno de chicanos o negros) y la segunda, cuando casi de casualidad comienzan una vida de crimen. Durante un buen rato, la cosa tiene pulsiones de humor absurdo que en algo disculpan el mensaje de la película (que encima de todo es continuamente machista y racista) que vendría siendo que es mejor volverte un ladrón que ser pobre (y ni te cuento si además sos de alguna minoría) pero en su recta final encima el guión se vuelve simplón hasta decir basta y los robos salen todos con una facilidad que asusta. Salvan la petisa Segal y Fonda- a quienes se ve muy divertidos y cómodos entre sí- pero divertir, lo que se dice divertir, está lejos de pasar. Habría que ver el remake de Jim Carrey y Tea Leoni de 2005 a ver si es más mijor. 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Cosmos: A Spacetime Odyssey de Brannon Braga Y Ann Druyan (2014)

¿Quién no recuerda a Carl Sagan? Es poco probable que entre los que contamos alrededor de 40 en la actualidad no recordemos este personaje icónico de la TV de inicios de los 80s. Carl Sagan fue, probablemente, el científico divulgadore por excelencia. Su serie "Cosmos" llevó el mundo de la ciencia a millones de personas medianamente interesadas en conocer el universo donde vivían. Probablemente, este antecedente tenga un efecto dual sobre esta versión; por un lado muchos querrán verla manteniendo el recuerdo de su predecesora, mientras que otros pensarán que no está a la altura de la original. Bueno, por un lado, mucho ha sucedido en la ciencia desde 1980 a la fecha, así que hay mucho por actualizar, y por otro Neil deGrasse Tyson, antiguo discípulo del propio Sagan, está a la altura de las circunstancias y se entrega en cuerpo y alma al proyecto. No sería justo decir que esta es mejor, o que aquella lo fue, esta es, como casi todo en la ciencia, un pilar construido encima de otro. Lo que sin duda puedo asegurar, es algo que se debe ver. Esta versión incluye mucha historia de la ciencia, ilustrada a través de animaciones, las cuales se detienen no sólo sobre los detalles de los descubrimientos sino sobre la vida personal de muchos de los personajes que cambiaron el mundo. Hay en varios puntos temas candentes de actualidad, como el cambio climático global, que están narrados con una simpleza (en el buen sentido) que sólo pueden lograr aquellos que entienden tan bien un fenómeno que lo pueden explicar de forma sencilla sin perder información relevante. Hay que verlo a ritmo pausado, no es de esas cosas en las que uno se baja la temporada en un fin de semana, un episodio por semana está bien, da el tiempo para digerir la montaña de información que se nos da. Hay palos para la religión todo a lo largo, dados con sutileza, por supuesto, si no dudo que esto hubiese salido de EEUU. No hay más que dar un 5, para uno de los productos documentales más serios y dedicados que he visto. Por Gastón.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón: 5

Leo:

Rodrigo:

martes, 2 de febrero de 2016

Pawn Sacrifice de Edward Zwick (2014)

Biopic de Bobby Fischer, primer (y único) campeón mundial estadounidense de ajedrez, quien ganara su título además durante la tensa Guerra Fría. Fischer, prácticamente un niño prodigio, era una suerte de John McEnroe de los alfiles y caballos (si McEnroe hubiera sido un delirante paranoico) y al margen de jugar increíblemente bien en el damero, era un caprichoso capaz de no presentarse, pedir que se jugara en un sótano o declarar completamente convencido que los judíos y rusos del mundo conspiraban en su contra. La película aquí en cuestión nos ubica días antes de lo que se llamó "El Match del Siglo" -cuando Fischer enfrentó a 24 partidas al campeón soviético (y a quién nunca había vencido) Boris Spassky- pero luego se traslada a su infancia y juventud para ir construyendo desde allí. No cabe duda que la historia de Fischer era más que suficiente para ser una película, pero esta película en particular tiene algunos problemas. El primero y más grave es que su protagónico Tobey Maguire es mucho menos actor que el elenco secundario que lo acompaña (Michael Stuhlbarg, Peter Sarsgaard y muy especialmente Liev Schreiber, quien compone un perfecto Spassky). No es que Maguire lo haga específicamente mal, pero lo cierto es que no está a la altura de los otros. Luego, al menos a mí me costó muchísimo empatizar con el personaje. Ojo, quizá la idea es que nunca jamás hinches por él (no dejaría de ser novedoso: la clásica película "deportiva" dónde sabés que el protagonista va a ganar, pero querés endemoniadamente que ganen los otros) pero me suena muy raro a priori. Y por último, termina de cualquier manera, de forma por completo anticlimática. En resumen, casi dos horas con altas y bajas. 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

The Danish Girl de Tom Hooper (2015)

Este drama dirigido por Tom Hooper está basado en la historia real de una pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener, cuyas vidas dieron un giro inesperado cuando Einar sustituyó a la modelo femenina que su mujer, Gerda, tenía que pintar. Cuando los retratos resultan ser un éxito, ella anima a su marido a adoptar una apariencia femenina. Lo que comenzó como un juego llevó a Einar a una metamorfosis inesperada. Con 4 nominaciones a los premios de la academia y protagonizada por Eddie Redmayne, Alicia Vikander, Amber Heard y Matthias Schoenaerts, esta película está tratada con gusto, sensibilidad y talento visual. Hooper logra narrar de manera conmovedora y bien lograda, la metamorfosis de Einar.  He aquí, en Redmayne, con una actuación formidable, quien pueda joderle la fiesta a DiCaprio en la entrega de los Oscar. 4 puntos. Por Federico.

Puntajes:

Federico: 4

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

Seguidores