miércoles, 27 de noviembre de 2013

Gaslight de George Cukor (1944)

Paula (Ingrid Bergman) es una joven cantante que arrastra la tragedia del asesinato de su tía, también cantante, 10 años atrás. Parecería que la sombra de tristeza que la ha acompañado tanto tiempo se disipará de la mano de su matrimonio con Gregory (Charles Boyer) pero este insiste en que regresen a Londres, a la misma casa que ha sido objeto de sus pesadillas. Cukor construye un thriller que nada tiene que envidiar a algunos filmes de terror, con una atmósfera opresiva, un in crescendo en la tensión y un clima inolvidable. Se le pueden acotar algunas cosas en caso de estar quisquilloso- Bergman sobreactúa un poquitito (aunque ganó el Oscar ese año), el personaje del gran Joseph Cotten entra con calzador, hay cosas que suceden justo en la noche del climáx final para beneficio de la historia- pero en todo caso, estamos ante un solidísimo 4. Ah, notable, pero notable, está Angela Lansbury en un secundario que además es su debut con 17 años, que le mereció una nominación a los Oscar.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

The Hunger Games: Catching Fire de Francis Lawrence (2013)

Conseguir una franquicia de éxito es uno de los principales objetivos para cualquier productora de Hollywood al día de hoy. Con ejemplos tan paradigmáticos ya como son las sagas de Harry Potter o Crepúsculo, en los últimos años no ha quedado serie de libros dedicada a niños-adolescentes-jóvenes que no fuera objeto de estudio de una adaptación. Y es un tema delicado, porque por cada ejemplo exitoso como los anteriormente mencionados, existe un Percy Jackson (quien a pesar del flojo resultado en taquilla consiguió una segunda parte, actualmente en cartel), una Brújula Dorada, un La Huésped. Es muy difícil poder estimar cuáles son los elementos específicos y fundamentales para que la saga en cuestión logre ser un éxito. El alto nivel literario de la fuente original y las estupendas adaptaciones lo justificaban en Harry Potter, pero nada de esto existía en la saga Crepúsculo y sin embargo, el éxito fue similar.

La saga "Los Juegos del Hambre" de la escritora Suzanne Collins se compone por tres volúmenes. El primer libro, que le da nombre a la serie, "En Llamas" y "Sinsajo" (que será dividido en dos películas). La primera adaptación data del 2012 y fue dirigida por Gary Ross. "Los Juegos del Hambre" imagina una distopía donde un país (Panem) está dividido en 12 distritos que viven bajo la sombra de un malvado Capitolio, quien los controla mediante los juegos del título: una competencia a muerte entre 24 representantes de todas las regiones. Dado el carácter adolescente o casi de los participantes y el ambiente cerrado donde se realizaba la competencia, no tardaron en hacerse oír las voces que tildaban a "Los Juegos del Hambre" de plagio de "Batlle Royale" libro-manga-serie de películas japonesas en las que pasa más o menos lo mismo y datan de unos 10 años antes de la creación de Collins. Si bien los fans de la saga que aquí nos ocupa defendieron su amada obra- indicando en todo caso que la adaptación cinematográfica de Ross dejaba afuera muchísimas cosas que significaban verdaderas diferencias con "Batlle Royale"- el parecido era innegable, amén de ser "Los Juegos del Hambre" una película flojísima, carente por completo de emoción, plagada de lugares comunes, obviedades, actuaciones muy flojas de todo el elenco y una estética estridente. A las claras, su secuela prometía muy poco.

Pero por suerte, a veces Hollywood te da sorpresas. "En Llamas" plantea desde el principio su conflicto desde una óptica completamente distinta. La distopía es el argumento en este caso y el malvado Capitolio que explota a los distritos, el meollo de todo el asunto. Esta segunda entrega encuentra a Katniss Evergreen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson), ganadores de la edición anterior de los juegos, en su gira de victoria (que no es más ni menos que presentarse en los distritos dónde sus representantes murieron). Evidentemente, es una situación triste e incómoda, pero además se torna peligrosa ya que el acto de rebeldía de la pareja (negarse a matar el uno al otro) ha despertado una chispa de rebeldía que crece poquito a poco con aires de revolución. Toda la primera hora de "En Llamas" es, por lejos, lo mejor del filme. La tensión presente, la violencia creciente, los conflictos que van estallando, sorprenden por su intensidad y su emotividad. Es curioso- y habla muy bien de este filme en particular- que uno se siente interesado por los conflictos de unos personajes que habían resultado completamente indiferentes en su primera entrega.

Esto se debe a tres factores. El primero de ellos, la dirección de Francis Lawrence. Lejos, muy lejos, de ser un autor, Lawrence es cualquier cosa menos garantía de calidad. Sí sus ejemplos más ilustres son cosas como "Constantine" (2005) o "Soy Leyenda" (2007) mal podía uno entusiasmarse al saber que era él el encargado de dirigir esta segunda parte. Y sin embargo, Lawrence imprime brío y determinación a todo aquello que está comandando. Se las ingenia que no falta nunca acción- probablemente la película sufra un bajón cuando nuevamente se vean sus protagonistas involucrados en los juegos en cuestión, pero incluso allí Lawrence logra lo que Ross nunca logró: que los juegos sean entretenidos- y logra que los 160 minutos que dura "En Llamas" no se sientan pesados nunca. El segundo factor es el elenco. Con la notable excepción de Lenny Kravitz- que da lo mismo tener allí una pared de espuma plast- todos, absolutamente todos, están convencidos y entregados en sus roles, incluso aquellos que en la primera parte no lo estaban. Lawrence (la actriz, en este caso), Hutcherson, Woody Harrelson, el siniestro villano que hace de taquito Donald Sutherland y las nuevas inclusiones de Sam Claflin y Jena Malone, todos se meten bajo la piel de sus personajes. Y el tercer factor es el mismo argumento. Ya sea la adaptación en cuestión o que el segundo libro de Collins es mejor, la historia es mucho más interesante, variada, animada incluso si no está contando nada nuevo o rupturista. Es una buena historia de ciencia ficción y acción.

Por supuesto, hay metraje y metraje dedicado pura y exclusivamente a los romances adolescentes (que despertaron no pocos suspiros, literales, en la platea que llenó la sala en su función de estreno) y lugares comunes de cualquier película hollywoodense actual- como que sus secundarios mueren instantes después de haber cumplido su función- pero con estas bazas y todo, "En Llamas" cumple el que sin dudas es su principal objetivo. Entretener y dejar un interés presente para las entregas venideras. 3.

Puntajes:

Federico: 3

Fito: 3

Gastón: 2

Martín:

Rodrigo: 1

Promedio Tripartito: 2.25

lunes, 25 de noviembre de 2013

The Little Mermaid de Ron Clements & John Musker (1989)

Adaptación muy libre del cuento de hadas del escritor y poeta Danés Hans Christian Andersen con el clásico toque Disney por doquier. Una princesa sirena, cansada de su realidad y queriendo vivir una vida con los humanos en la superficie (y por supuesto conocer a un maravilloso príncipe que la enamore), busca llegar a un acuerdo con una bruja del océano para que le conceda su deseo, aunque la bruja, en todo este planteamiento muy Faustiano, no tardará en mostrar la hilacha y descubrir sus intenciones malvadas. Lo más sólido como casi siempre en Disney tiene que ver con los secundarios, quienes en este caso resaltan en la forma de un cangrejo llamado Sebastián con mucho swing caribeño. Buen 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 3

Shocker de Wes Craven (1989)

Un brutal comienzo entre un asesino en serie y el policía que lo persigue, cuando el primero descubre el hogar del segundo. De ahí en adelante, digamos que si bien la premisa podría funcionar como película de horror, ha evolucionado desfavorablemente y tanto en la fotografía, como en los efectos, como en la edición se ha quedado atrás en el tiempo. De todas maneras tiene sus momentos para alcanzar apenas el 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 3

Warlock de Steve Miner (1989)

Miner en su currículum en cine más frecuentemente se queda corto de lo que acierta, aunque nunca es horrible en sus resultados; y por supuesto que en televisión tiene una amplísima y productiva carrera. Este Warlock es uno de trabajos iniciales en cine, es de hecho su quinto largometraje donde cuenta con la ayuda del casi siempre confiable David Twohy en el guión. Un hombre acusado de brujería sobre fines del siglo XVII prueba a sus captores que tienen razón, cuando escapa de su prisión mágicamente al futuro (nuestra actualidad, fines de los 80s). Junto a él, se colará en la transición su perseguidor y de esa premisa se desatará la acción, el suspenso y el terror. Los efectos son limitados y las actuaciones ni se diga, muy aséptica en gore y la secuencia en el aeropuerto es terrible. Una pena porque tenía un recuerdo amigable de esta película pero no ha envejecido apropiadamente. Pobre 2. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 2

Mea Maxima Culpa: Silence In The House Of God de Alex Gibney (2012)

Como es que la Iglesia Católica Apostólica Romana, con su Vaticano por delante es que pretende que cualquier ser humano con un mínimo de inteligencia, un mínimo de sentido crítico y un mínimo de decencia pueda creer en que ellos son los representantes de Dios en la tierra, está más allá de mi comprensión. Un sólido documental que explora 40 años de curas abusadores de menores, de pederastas y degenerados que abusaron de gente comenzando por un resonado caso en Irlanda de abuso y en una escuela católica para niños sordomudos en USA, si, leen bien, curas que abusaron sexualmente de niños sordomudos; y su consecuente encubrimiento por parte del Vaticano, de Juan Pablo II, de Benedicto XVI y de todo su séquito de secuaces. El documental explora hasta la actualidad las conexiones de poder y las relaciones entre curas, obispos, cardenales y llegando hasta los Papas de turno, y no se escapan por suerte, delincuentes como el famoso Marcial Maciel de los Legionarios de Cristo aquí en México y sus estrecha relación con Ratzinger y con Karol Wojtyla. Indigna la impunidad y la indecencia con la que estos supuestos "hombres de Dios" se han manejado a lo largo y ancho de la historia, y son documentales como este gran trabajo de HBO los que intentan iluminar sobre el tema y con algo de suerte, traer justicia y castigo a quienes lo merecen. Sólido 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 4

Beetlejuice de Tim Burton (1988)

Bienvenidos a uno de los tantos mundos de Tim Burton. Una comedia sobre fantasmas y sobre muertos muy dentro del estilo del director Californiano. Alec Baldwin y Geena Davis acaban de fallecer y no están de acuerdo con el proceder de los nuevos dueños de su casa soñada, por lo que contratarán los servicios del personaje del título para que los ayude en la expulsión de los indeseables. Un muy inspirado Michael Keaton, llamado a robarse la película hará las delicias de la pantalla. Alcanza el 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 3

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 4

The Butler de Lee Daniels (2013)

Es un tema trillado sobre el racismo en USA. Es la historia de Cecil Gaines, un niño de ascendencia afroamericana que escapa de una plantación por Georgia para convertirse en un "house nigger" (disculpen la expresión, pero es como todos los personajes se refieren ese rol durante el film), un término extremadamente despectivo y racista para referirse a las personas de color que trabajaban dentro de las casas blancas como ayuda y servicio. Se nos narra el proceso hacia la liberación y hacia un trabajo digno y justo, que termina por llevarle al personaje a desempeñarse como mayordomo en la Casa Blanca durante varios períodos. Hasta ahí, nada sobresale especialmente, pero donde realmente aporta y cobra relevancia es cuando se comprende en el significado completo, el peso que tuvo para gente de una generación específica que escaparon de una plantación donde eran explotados como esclavos por fines de la década del 20, hasta llegar a ver un presidente de Estados Unidos afroamericano, y créanme que no es un paso nada menor. Sólido protagónico de Forest Whitaker, bien por Oprah Winfrey, y por un interminable reparto de secundarios que aportan cada uno en lo suyo. Buen 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 2

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 3

AVP: Alien Vs Predator de Paul W.S. Anderson (2004)

Que hombre extrañamente irregular que es Anderson. En este caso, inicia una saga donde se enfrenta a dos de las razas más poderosas y entrañables del cine de ciencia ficción: los Aliens de Ridley Scott y los Depredadores de John McTiernan. El problema es que en lugar de hacer un guión interesante y sobre todo creativo, se recurre a un lugar tonto y predecible: los depredadores van a la Antártida a armar camorra con los Aliens que allí debajo del hielo se encuentran prisioneros y como eso no tiene ningún atractivo para nadie, agregamos el "grupo de científicos que va a investigar el tema" y obviamente son la carne de cañón que supuestamente nos debería importar. Pobre, pobre, pobre asunto. 1 punto. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 1

Fito: 2

Gastón: 1

Martín:

Rodrigo: 1

Promedio Tripartito: 1.25

Death Wish de Michael Winner (1974)

Paul Kersey (Charles Bronson) es un ingeniero civil que vive en la turbulenta Nueva York de mediados de los setenta a quien un trío de delincuentes asesina a su esposa y traumatiza a su hija. Ante la completa inutilidad de la policía, comienza a hacer justicia por mano propia volviendose "El Vengador Anónimo". Primera entrega de una serie que alcanzaría cotas ridículas, aquí es un austero filme muy setentero en el que si bien Bronson falla en transmitir algún tipo de emoción y en definitiva es tan sólo propaganda a favor del porte de armas y la justicia por mano propia, funciona bien en su medida. Sirve también como retrato de la ciudad y su histórica violencia hasta que desapareció por la "mano dura" de Giuliani. Nota curiosa, incluye de los primeros papeles de unos jóvenes Jeff Goldblum, Olympia Dukakis y Denzel Washington, este último siquiera sin acreditar. Un 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Traitor de Jeffrey Nachmanoff (2008)

Un hombre (Don Cheadle), musulmán y experto en explosivos, es reclutado por fundamentalistas para realizar un ambicioso ataque en suelo estadounidense. Una pareja de agentes del FBI (Guy Pearce y Neal McDonough) lo persiguen. Ese sería el esquema simple de este thriller, sólo que tiene (por suerte) algunas vueltitas más, que lo alejan- aunque no del todo- del esquema "árabes malos vs gringos buenos". Un gran secundario de Saïd Taghmaoui ayuda en esa diversidad también. Con todo, es un 3 sin más ni menos. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Captain Phillips de Paul Greengrass (2013)

Empecemos por la anécdota real: en el año 2009, el Capitán Rich Phillips fue secuestrado por piratas somalíes mientras navegaba cerca de la costa africana. Luego de un período de tensión, fue rescatado por la Marina Estadounidense. Fin.
En un momento dónde la industria cinematográfica está ávida de reproducir cuanta historia real sea plausible de generar un éxito- sin ir más lejos, "Capitán Phillips" se estrena el mismo fin de semana que "El Infiltrado", también basada en hechos reales- la anécdota en cuestión era demasiado buena para dejarla pasar. Pero lo que sin duda puso a todos los cinéfilos a la espera, fue la elección del director Paul Greengrass para el trabajo. Greengrass, si bien saltó a la fama por su acercamiento al personaje de Jason Bourne (interpretado por Matt Damon) en la segunda y tercera entrega de su saga ("La supremacía Bourne", 2004, y "El ultimátum de Bourne", 2007), es "United 93" (2006) uno de sus más reconocidos trabajos, dónde precisamente hace algo muy parecido al caso de la película que nos ocupa, en aquel reconstruir los sucesos a bordo del avión United 93, dónde los pasajeros se enfrentaron a los terroristas a bordo y evitaron- a costa de sus propias vidas- que el avión sirviera de improvisado misil contra algún objetivo estratégico.
Greengrass es dueño de un estilo preciso y particular. Su continúa cámara en mano, una cámara nerviosa que genera en el espectador tensión incluso desde momentos previos al conflicto real con los piratas, que sigue a los personajes con dolorosos acercamientos capaces de revelar imperfecciones incluso en los poros de su piel, oficia de suerte de ojo del espectador quien termina inmerso- o sumergido quizá lo describa mejor- en la película al punto de que olvida al instante de que está mirando una película y se encuentra transportado a bordo del barco y recorriendo el mar.
Este efecto- el de perderse en la película- sólo se logra de la mano de los mejores. Y en la cartelera actual, me atrevería a decir que sólo ocurre con "Gravedad" (Alfonso Cuarón) película que- y no es casualidad, las historias de sobrevivir a situaciones al límite se están poniendo de moda en Hollywood- comparte muchos puntos en común con "Capitán Phillips": las condiciones desesperadas, la necesidad de mantener la sangre fría para lograr sobrevivir, la adversidad de un reloj en contra al que se le acaban los segundos, etc.
Greengrass acierta en varias, muchas, otras cosas. La presentación misma de los personajes- a partir de el excelente guión de Billy Ray, que adapta el libro del Phillips real: "A Captain's Duty: Somali Pirates, Navy SEALS, and Dangerous Days at Sea"- se aleja de cualquier maniqueísmo. Phillips es un marino severo y competente, pero no un héroe de acción ni mucho menos. Su tripulación son personas comunes, que buscan alejarse de cualquier manera a la hora de arriesgar la piel frente a piratas pero que están lejos de abandonar a su capitán en la estacada. Los mismos piratas somalíes son presentados con una mezcla de piedad y respeto. Son hombres desesperados, audaces inclusive (su toma del barco es una de las mejores escenas de la película), pero que en definitiva no son más que unos pobres desgraciados obligados por sus condiciones de vida a dedicarse a la piratería.
Otro punto fuerte de "Capitán Phillips" es su tensión. El espectador debe asistir aceptando que se le pondrán los nervios de punta en varias ocasiones. Los dos asaltos de los piratas al barco, la secuencia dónde el Jefe de Máquinas busca sabotear un generador, el claustrofóbico desenlace en el bote salvavidas, provoca un malestar casi físico- al que ayuda la siempre móvil cámara de Greengrass- y un sentarse al borde de la butaca como difícilmente se logrará en otra película este año ("Gravedad", de nuevo, es el otro ejemplo). El pulso de Greengrass es tal que no descansa un segundo e incluso propone se genere antes dicha tensión  de que ocurran los verdaderos incidentes. El tono cuasi documental que imprime en toda la película es lo que genera en el espectador la convicción de que está viendo algo real, algo verídico. No faltaron las obvias protestas sobre aspectos de la película que no se adecuan a los ocurridos en la anécdota real, pero eso no importa. Greengrass logra convencernos de que lo que está contando es real. Y eso es lo que importa.
Pero lo que termina por volver a "Capitán Phillips" en una película excelente es su protagonista. Tom Hanks no entra últimamente en esas listas de "los 10 mejores actores" o similares- producto quizá de una década dedicada a comedias menores o a interpretar al Robert Langdon de Dan Brown- pero es de los pocos actores capaces de lograr que el espectador olvide que está viendo a Tom Hanks actuando. Él es Rich Phillips, capitán de barco mercante en la costa africana. Así cómo fue un agente del FBI porfiado en atrapar a un estafador, un astronauta varado en el espacio, un joven abogado enfermo de SIDA, un afortunado hombre a pesar de su bajo coeficiente intelectual, un náufrago en una isla o un europeo oriental abandonado en una terminal de aeropuerto, Hanks logra una vez más ser otro, algo que pocos- muy pocos- actores logran. Aquí tiene nuevamente un personaje a la altura de sus muchas capacidades y lo exprime al máximo (tiene dos escenas catárticas que le valdrán su segura nominación al Oscar, de hecho, en los ya frecuentes ejercicios de futurología de estas páginas me atrevo a creer que "Capitán Phillips" competirá también en película y director).
En resumen y a falta de palabras que le hagan mayor justicia, "Capitán Phillips" entra en la categoría de "película que hay que ver" y sea seguramente, uno de los grandes filmes de este año. 5. Por Fito.

Puntajes:

Federico: 4

Fito: 5

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 3

Promedio Tripartito: 4.00

Black Mirror (Serie) (Season 2) de Charlie Brooker (2013)

Desde ya dejo en claro que en su globalidad estos tres episodios superan a los de la primer temporada, lo cual determina que estemos esperando con ansiedad lo que pueda pasar en febrero del 2014. En el primer episodio, un futuro cercano nos da la posibilidad de aferrarnos a aquellos seres queridos que ya no están con nosotros. Todo aquel que haya dejado su voz grabada en conversaciones por teléfono, haya opinado sobre cuestiones de toda índole y haya colgado fotos personales en las redes sociales, puede verse reconstruido casi íntegramente, a pedido de quien lo extrañe. En el segundo episodio, los realities son llevados al extremo y la gente no para de filmar con cuanto aparato tenga en mano todo lo que sucede mientras se da caza a un ser humano, o eso es lo que parece; no quiero adelantar más de este episodio pero tiene un giro que lo convierte en el mejor de la temporada. Y para terminar, tenemos en este caso el "last & least", el más flojo de la temporada; trata de un personaje ficticio que, con su humor descontracturado y sumamente irreverente contra la clase política empieza a ganar más adeptos que éstos. Total que nos quedamos en otro 4. Por Gastón.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón: 4

Martín:

Rodrigo:

Senna de Asif Kapadia (2010)

Documental acerca de la vida de Ayrton Senna, el más grande piloto de automovilismo que ha dado Brasil y probablemente uno de los más grandes de la historia. Centrada principalmente en su vida como corredor de Fórmula 1, pero también tocando algunos puntos importantes de su vida privada, este documental es un debe para todo aquel que haya visto correr a Senna, o simplemente sea un aficionado al automovilismo. Mucho se ve de su enfrentamiento con Prost y cómo su preocupación constante por la seguridad de los pilotos deriva en la trasnformación de este deporte, irónicamente, como consecuencia de su muerte. Yo ví la carrera en que murió en vivo, y así y todo el momento en el documental en que esto ocurre es de una tensión tal que parece que estuviera ocurriendo en ese momento, el espectador no puede terminar de creer que ese tipo se haya golpeado de esa manera y se haya muerto como consecuencia. El logro de este clima sobre el final lo deja al borde del 5. Supongo que no será un spoiler el haber contado que muere, ¿no? Un 4. Por Gastón.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón: 4

Martín:

Rodrigo:

Forbidden Planet de Fred M. Wilcox (1956)

Una nave espacial llega a un planeta lejano donde 20 años antes desapareciera otra nave en busca de sobrevivientes y encuentra solamente a un Doctor, su hija y un robot que desafía a toda la ciencia, y eso sólo es el principio. Cine cienciaficcionero cincuentoso que sí, en este caso ha envejecido muy, muy mal. Las sobreactuaciones acartonadas de su elenco (Walter Pidgeon, Anne Francis y un Leslie Nielsen todavía con color en el pelo), la interminable moserga pseudocientifica, los espantosos efectos especiales y sumado a todo esto, encima es aburridisima en los tramos faltos de acción (y no olvidemos la absurda historia de amor, infaltable como siempre). Nos jugamos, con piedad, por un apenas 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Rio Bravo de Howard Hawks (1959)

¿Qué palabra elegir? Vamos con Colosal. Y le queda corta. Colosal filme de Hawks sobre un Sheriff (que bueno que era John Wayne, por favor) que debe retener a un prisionero en su cárcel, sólo secundado por un viejo lisiado y un borracho (Walter Breenan y Dean Martin), mientras el hermano del prisionero (y sus más de 30 pistoleros profesionales) hacen todo lo que tienen a su alcance para liberarlo. Acción, humor, drama, no le falta nada. Para mi sorpresa, porque siempre lo consideré muy limitado, quien gana el duelo actoral es Dean Martin, con Dude, un personaje complejo y querible como pocos. El elenco se completa con sólidos secundarios de Angie Dickinson, Ricky Nelson (quien junto a Martin, aporta dos inolvidables momentos musicales), el siempre bienvenido Ward Bond, John Russell, Pedro Gonzalez Gonzalez y un siniestro Claude Akins. Un 5 gigantesco. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 5

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 5

Machete de Robert Rodriguez, Ethan Maniquis (2010)

Como decía Viglietti: yo pregunto a los presentes, quien me manda a mi meterme a ver estas porquerías? Porqué, en nombre de los hermanos Lumiere, si odié todo Grindhouse, todos los productos derivados de Grindhouse, voy y encaro Machete? Será porque amigos varios me la habían recomendado como muy divertida, dentro de sus cánones de humor. Pero la verdad es que me resultó lamentable. Arranca ho-rri-ble. Repunta apenas, a fuerza de la participación de Steven Seagal, Jeff Fahey y especialmente Robert DeNiro, pero no alcanza para que no sea un clavo machazo. Un 1 enorme y me niego a seguir escribiendo sobre este bagayo. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 1

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Brigham Young de Henry Hathaway (1940)

Semblanza biográfica del personaje del título, segundo líder de los Mormones luego de Joseph Smith, quien llevó a su pueblo- perseguidos por una encarnizada turba anti mormona en varios estados- hasta el páramo que era Utah en 1847 dónde se establecieron. Muy correcta en lo histórico, Hathaway reluce en no pocos momentos de la dirección, amén de manejarse habilmente en registros que van desde el drama hasta la más llana aventura. Lo ayuda miren uds que elenco: Tyrone Power, Linda Darnell, Dean Jagger (quien da vida al protagonista), Mary Astor, Vincent Price y el inmortal John Carradine en un papelazo. Un lindo 4, señores. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito:4

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Seven Brides For Seven Brothers de Stanley Donen (1954)

A ver, separemos los tantos: por el lado del musical, el baile, los números, las actuaciones, las canciones, nada que decir. Es más, todo es impecable. De hecho, el número que se genera promediando la película-cuando los hermanos van a un baile con motivo de la construcción de un granero y conocen a las novias del título- es formidable. Pero lo que es insostenible (aunque me dirán "es el reflejo de una época", "qué querés para 1954", "tampoco han cambiado tanto las cosas") es que el argumento justifique como parte del "romance" un secuestro masivo con meses de captividad y que devenido en una suerte de síndrome de Estocolmo se llegue a un final feliz. Sentimientos muy encontrados me deja este musical del maestro Donen. Un 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Picnic At Hanging Rock de Peter Weir (1975)

Y para hablar de clásicos, este no puede faltar en cuanto a ser una de las películas de suspenso más emblemáticas de Australia. En el año 1900, un colegio de señoritas se fue de picnic al pie de Hanging Rock- un complejo montañoso algo siniestro- y para terminar el día de San Valentín faltaban tres de las muchachas y una de las profesoras. Weir se toma su tiempo para construir el misterio y está mucho más interesado en los apuntes de drama de ese colegio represivo- y abundan las tensiones y asomos de romances lésbicos- pero todo bajo un áura onírica, casi lírica, dónde la realidad de aquello que estamos mirando se difumina por momentos. Aunque no es para todos los paladares, la recomiendo ampliamente. 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Them! de Gordon Douglas (1954)

Uno de los clásicos más emblemáticos del cine de CF de monstruos imagina, en esa década del terror a la mutación radioactiva posterior a los bombardeos en Hiroshima y Nagazaki, unas hormigas gigantescas dispuestas a devorar todo a su paso. Aceptando que forma parte de una época- y esto disculpa unos efectos especiales algo casposos y personajes unidimensionales (dónde sin embargo, destaca el protagónico de James Whitmore)- la película resulta muy entretenida. Tiene cierto bajón en la acción- que comienza en un pueblo chico de Nuevo México pero luego se extiende por todo el país- que sin embargo se compensa de lo lindo con un gran clímax final. Un 3 sólido. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Snitch de Ric Roman Waugh (2013)

Un sobreimpreso aparece antes de los créditos finales de El Infiltrado, la última película de Dwayne “La Roca” Johnson. Allí se nos informa que la pena de una condena en un primer cargo de posesión de drogas, supera a la pena de un primer cargo de asalto, homicidio o prostitución. Y existe otra peculiaridad en el sistema en cuanto a las condenas por drogas: el acusado tiene la posibilidad de reducir su pena a medida que acuse e involucre a otros traficantes. Esto justamente es lo que le ocurre a Jason (Rafi Gavron) el hijo del protagonista, quien recibe (por UPS y con la complicidad de la propia DEA) en su casa un paquete con éxtasis, una cantidad más que suficiente para ser condenado a 10 años de prisión, sin importar que no tenga antecedentes previos o incluso que su único contacto con el mundo de las drogas sea aquel que le mandó el paquete. La única posibilidad de Jason es acusar a alguien más, pero eso directamente no existe. No conoce a nadie y lo único que podría hacer es lo mismo que hicieron con él (acusar a cualquiera) por lo cual no parece tener más remedio que enfrentar su condena. Es entonces que su padre John (Johnson) se ofrece él mismo para encontrar un pez más gordo.
Basada en el caso real de James Settembrino, El Infiltrado parte entonces de lo siniestro de un sistema que pone como posibilidad el hecho de que un ciudadano común realice delitos en complicidad con la DEA con el fin de atrapar mayores criminales y así liberar a su hijo, de quien salta a la vista es apenas un pardillo con mala suerte. Un sistema que prefiere poner en peligro a un ciudadano común antes que examinar cada caso con sus posibles peculiaridades.
Con estas cartas dadas, la película prefiere sin embargo concentrarse en el drama de este padre y brindar un drama de acción antes que ser una denuncia social. Con La Roca en un protagónico tan convincente como atípico- a pesar de su clásico aspecto recio y que es una montaña de músculos, da vida a un padre preocupado, un ciudadano común, completamente desbordado por lo que enfrenta- vamos acompañando la situación que a cada paso empeora. Con el protagonista cada vez más inmerso en el mundo de la delincuencia, las cosas se tornan insostenibles. Pocos aliados encuentra. La abogada federal que lleva el caso de su hijo (Susan Sarandon) está mucho más interesada en su carrera política que en lo que está bien o mal. El agente de la DEA (Barry Pepper, con una barba digna de ZZ Top) hace lo que puede, pero se reconoce como un mero funcionario. Y los mafiosos (Benjamin Bratt como el malo mexicano y Michael J. Williams- el inmortal Omar de The Wire- como el malo estadounidense) están cada minuto más dispuestos a volarle la cabeza. Su único aliado es Daniel James (el ascendente Jon Bernthal) un ex convicto que trata de hacer bien las cosas para su familia y se ve obligado a ayudarlo. Precisamente, en la relación entre John y Daniel yace lo más interesante de la película, el hombre decente y el criminal en busca de una segunda oportunidad, obligados a hacer frente común por las circunstancias.
La dirección de Ric Roman Waugh es correcta, así como la evolución de la tensión y el in crescendo de la trama. No hay finales felices, de hecho. Solucionado el problema puntual, los protagonistas quedan a la espera de que el sistema de protección de testigos los resguarde de la venganza de los narcotraficantes, cosa bastante improbable (de hecho Settembrino, el protagonista real que inspiró esta historia, continúa en ese sistema hoy día).
Pero más allá del drama puntual que se propone y cuenta El Infiltrado, es una buena reflexión sobre el sistema de justicia y como la burocracia de este mismo sistema propone absurdos como el encarcelamiento durante 10 años por una inmadurez, o que un tipo común se vea metido con carteles de droga con el beneplácito de la Ley, sólo con tal de “alcanzar un pez más gordo” y de paso cimentar la carrera política del interesado de turno. 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

martes, 12 de noviembre de 2013

Prisoners de Denis Villeneuve (2013)

Que cosa maravillosa que es cuando uno llega al cine a ver una película sin tener mucha idea de lo que va a ver y con cero expectativa y se sorprende positivamente!. Hugh Jackman es un hombre de familia casado con Maria Bello, y padre de un adolescente varón de unos 15 o 16 y una nena de no más de 7 u 8 años de edad. Viven en una ciudad que me recuerda a las imágenes de Memphis por poner un ejemplo, una ciudad de mediano tamaño, pero sin demasiado edificio alto y con sendos espacios verdes o boscosos. La familia cruza a casa de los vecinos, Terrence Howard y Viola Davis quienes a su vez tienen dos hijas de edades similares a las de la familia de Jackman para celebrar lo que aparentemente es un cumpleaños, las niñas chicas en la tarde cruzan la calle de regreso a la casa de Jackman a buscar un silbato y algo sucede. Se suman al reparto mencionado Jake Gyllenhall, Melissa Leo y Paul Dano, y acá pongo el primer punto. Sólidas, realmente sólidas actuaciones por todos lados, empezando con Jackman del que yo esperaba casi nada, llegando a un Gyllenhaal en uno de los mejores roles que jamás le he visto. La historia es compleja, es un policial que lleva al espectador por caminos realmente oscuros y tortuosos en donde todo se cuestiona, las motivaciones, los personajes, los culpables y hasta la moralidad. Me quedé largo tiempo repasando la historia porque da la impresión de que hay puntos que no cierran, pero no es real, cierra mucho mejor de lo que uno entiende durante el film, y apenas lo que me resultó cuestionable son algunos engaños menores puestos para obligar a que el espectador dude, pero nada que lamentar. Estupendo proceso evolutivo en casi todos los personajes y en definitiva un sólido, muy, muy sólido 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo: 4

Martín:

Rodrigo: 4

Promedio Tripartito: 4.00

Arbitrage de Nicholas Jarecki (2012)

Historia sobre un hombre de negocios altamente exitoso con una vida aparentemente perfecta. De a poco, tanto en la vida de negocios como en su vida personal, las cosas comienzan a complicarse y las mentiras y los engaños comienzan a superponerse hasta que un evento desata una vasta gama de consecuencias que todas necesitan solución. Decente trabajo, con su cuota de entretenimiento, con Richard Gere en el protagónico; Susan Sarandon, Tim Roth, y varios ciudadanos más acompañando. El mejor mérito para mí, pasa por lograr que uno se ponga del lado del que está haciendo las cosas mal y quiera que se salga con la de él. Paga el 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 3

Hell Is For Heroes de Don Siegel (1962)

Un escuadrón en el frente de combate en la Segunda Guerra Mundial está intentando tomarse un descanso después de demasiadas semanas allí. El gran Steve McQueen es un hombre solitario, pendenciero y complicado que es enviado al frente con otros pocos soldados entre quienes se encuentran Bobby Darin, James Coburn, Bill Mullikin, Nick Adams y Mike Kellin, con la tarea de "entretener" a los alemanes en lo que llegan refuerzos. El tema es que los soldados son pocos, y prontamente se desayunan que si los Nazis se avivan se los van a llevar puestos. Decisiones cuestionables y acciones peligrosas son lo que termina por llevar el pulso definitivo de un gran trabajo de Siegel, donde la épica levanta a medida que avanza el film, así como la tensión y un desenlace robusto y contundente. Sólido 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito: 5

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 4

Prince Of Foxes de Henry King (1949)

Aventura muy libre en lo histórico que imagina a un agente de Césare Borgia llamado Andrea Orsini capaz que hacer todo lo necesario para crecer en la corte y en el favor de su amo. Pero, a medida que se suceden sus misiones, conocerá distintos aspectos que lo harán ir cambiando radicalmente de idea. Clásico entretenimiento de esta década en Hollywood, con un inspirado Tyrone Power en el protagónico, una linda Wanda Hendrix como interés amoroso y un par de escenas de Orson Welles como el malvado Césare Borgia. Completamos con un par de buenos secundarios en Everett Sloane (quien se roba la película) y la emotiva Katina Paxinou y tenemos un sólido 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Il Buono, Il Brutto, Il Cattivo de Sergio Leone (1966)

Del director Sergio Leone es este clásico western donde sus protagonistas son tres (el bueno, el malo y el feo) cazadores de recompensas que buscan un tesoro que ninguno de ellos puede encontrar sin la ayuda de los otros dos. Así que los tres colaboran entre sí, al menos en apariencia. Impresionante, sin lugar a dudas está entre los 5 mejores western que he visto en mi vida. Con tres actuaciones de sus protagonistas (Eli Wallach, Clint Eastwood y Lee Van Cleef) excelentes y acompañado todo con una fotografía y una música impresionantes. Un 5. Por Federico.

Nota: El título internacional es The Good, The Bad And The Ugly.

Puntajes:

Federico: 5

Fito: 5

Gastón: 5

Martín:

Rodrigo:

The Seventh Victim de Mark Robson (1943)

Mary (Kim Hunter) es una joven aprendiz de maestra que recibe la inesperada noticia de la desaparición de su hermana Jacqueline. Pone rumbo a Manhattan a tratar de encontrarla, pero a medida que avanza en su búsqueda, la explicación de la desaparición de Jacqueline se torna más y más siniestra. Robson propone un elegante- por cómo está filmado- juego de cajas chino, dónde cada nuevo dato que encuentra Mary en su investigación va revelando premisas más inquietantes. No cabe duda que este filme sirvió de inspiración para "El bebé de Rosemary" o directamente a la escena del asesinato en la ducha de "Psycho". Es una verdadera pena que, llegando a la recta final, se atropelle todo y allí donde dos personajes que aparentemente no se conocían resultan ser amigos de toda la vida, los malos bien malos resultan tan ingenuos que se paralizan ante moralina religiosa y se encaja la malhabida historia de amor de sopetón. Y así, lo que arrancó allá arriba prometiendo ser un clásico desconocido es un tibio y olvidable 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Big Jake de George Sherman (1971)

Western hiperviolento donde una tremenda pandilla de bandidos- anacrónica para el año 1909 dónde se desarrolla la película según la voz en off burlona que remarca todos los avances que ha traído el siglo XX- secuestra al nieto de quien da nombre al filme (que no es otro que nuestro querido John Wayne) quien, acompañado por dos de sus hijos (Patrick Wayne, hijo en la vida real del actor y Christopher Mitchum, hijo de Robert Mitchum) y un viejo apache (Bruce Cabot) parten a entregar el rescate. Nada falla en este western clásico del veterano director Sherman, en su última película, que tiene además dos buenas presencias secundarias: el villano Richard Boone y la siempre hermanosa Maureen O'Hara. Vale un 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

The Mark Of Zorro de Rouben Mamoulian (1940)

La más emblemática de las adaptaciones del personaje al cine- y la piedra fundamental de todas las versiones del mismo- esta versión protagonizada por un estupendo Tyrone Power pone muy en alto todo lo que puede brindar el espadachín de la Zeta. La historia es la misma que hemos visto mil veces: Diego Vega (se prescinde aquí del "de la") vuelve a su California natal convocado por su padre y encuentra un estado de sitio tirano, crueldad con los campesinos, ejecuciones, etc. Y para combatir todo esto, asume la identidad del Zorro, un héroe enmascarado. Si bien la historia es algo simple, la entrega de Power es inmensa, la hermosa Linda Darnell es el interés amoroso y el nunca lo suficientemente bien ponderado Basil Rathbone es el villano (el enfrentamiento entre ambos a espadas es uno de los mejores duelos de la historia del cine, así de simple). Para completar, hay un clímax final con una batalla memorable. Flor de 4, mis amigos. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

Seguidores