miércoles, 30 de abril de 2014

Discopathe de Renaud Gauthier (2013)

Acá tenemos otra variante del dilema Quentin Tarantino… si un director imita y duplica a la perfección el cine malo, berreta, clase B de una década en particular, pero lo hace intencionalmente y 30 años después, el resultado que obtiene es un estupendo homenaje y una buena película o una película igualmente mala, berreta y clase B como era su intención lograr y homenajear? Nunca parecemos llegar a un entendimiento con este tema. Mi opinión particular es que si uno imita una mala película y la imitación le sale a la perfección, el resultado es otra película igualmente mala (y para ejemplo me viene a la menta la inmirable Death Proof). Gauthier duplica el cine de género, clase B setentero y lo hace con tino, respetando vestuarios, settings, encuadres, colores, actuaciones, banda sonora y hasta peinados y su resultado es una mala película de género sobre un joven a quien el nuevo auge de la música disco le fascina pero a la vez le despierta impulsos asesinos que no logra controlar. A mi parecer, no alcanza más allá de un 2, pero se le valora los escasos 81 minutos que dura. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

Mike Tyson: Undisputed Truth de Spike Lee (2013)

Un híbrido entre un show de stand up y una conferencia autobiográfica. No tengo muy claro como lograron montar la presentación de manera que el ex campeón del mundo se vea gracioso por momentos, hábil contando su historia en otros, con buena dicción y formas creativas e inteligentes para contar su historia. Una historia plaga de todo lo que se puedan imaginar, desde delincuencia juvenil a estrellato absoluto, desde adicción a drogas, hasta preocupado y atento padre de familia, desde pobre boxeador embaucado por su promotor y por su esposa vividora, hasta empresario exitoso y capaz. Y cuando un cree que entiende claro por donde viene todo, baja el tono y Tyson muestra una faceta sincera, humilde, que asume culpas, que respeta rivales, que no guarda rencores y que se esmera por ser mejor persona cada día. Lo que tiene de genial esta oferta, es que uno se acostumbra a ver la figura pública y los excesos y errores que cometen, que son los que normalmente se magnifican, pero poco aprendemos de la realidad que los llevó a comportarse de esa manera o a verse en las situaciones que este tipo de estrella deportiva se termina viendo involucrado. Sólido 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 4

lunes, 28 de abril de 2014

The Armstrong Lie de Alex Gibney (2013)

Trabajo documental que sigue todo el escándalo relacionado al ciclista Lance Armstrong, sus 7 victorias en el Tour de France y el dopaje que lo llevó a perderlo todo. El documental comienza con un enfoque triunfalista, queriendo seguir los pasos del atleta en su año de regreso al Tour (2009) luego haberse retirado para intentar ganarlo una vez más. Clásica historia de hazaña triunfalista deportiva, ¿verdad?. El tema es que los alegatos que se habían realizado durante toda la carrera de Armstrong, se comprobaron públicamente y el trabajo de Gibney se transformó en una búsqueda de explicaciones con un hombre a quien se lo retrata como un déspota, violento, ególatra y mitómano, y quien por sobre todas las cosas obtuvo los triunfos que obtuvo en base al abuso constante de todo tipo de sustancias y procedimientos prohibidos. El ciclismo específicamente como deporte, está plagado de casos de doping positivo y el recurso más rico que muestra este trabajo, es cuando muestra el interior de un mundo podrido por completo. Alcanza el 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 4

F/X de Robert Mandel (1986)

Simpático policial con Bryan Brown y Brian Denehy sobre un especialista en efectos especiales (Brown) a quien el Servicio Secreto contrata para montar el asesinato de un mafioso que entrará en el programa de protección a testigos si declara en un caso importante. Muy ochentero en su estética, y más en plan agradable, casi comedia que en plan thriller serio. Buen 3 de todos modos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

Favor de Paul Osborne (2013)

Dos viejos amigos se encuentran en un living room hablando entrada ya la noche, uno de ellos pareciera estar bastante desesperado y le cuenta al otro una situación que le ha tocado vivir. En cuestión de minutos el primero pedirá ayuda al segundo para solucionar un problema que tiene entre manos. Ese disparador nos permite meternos dentro de una relación degenerativa que pierde el tino y el paso a cada minuto que avanza. Tiene un manto clase B encima, falta algo de presupuesto de producción y las actuaciones no alcanzan a decentes, lo cual da como resultado final que aunque la historia tenga su valor, y tiene algún momento bien logrado, no es suficiente y además la conversación del cierre con la investigadora bordea bastante lo bizarro. 2 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

Small Apartments de Jonas Akerlund (2012)

Una comedia disparatada, bizarra y demente con toques de drama sobre un joven por demás extraño (muy atinado Matt Lucas) quien accidentalmente asesina a su casero en uno de esos complejos de apartamentos de mala muerte y deprimentes. Su único objetivo, hecha ya la macana, es esconder el cuerpo para tratar de librarla y continuar con su vida, pero la sucesión de personajes y situaciones completamente fuera de foco, le dificultan su situación. Basado en la novela de Chris Millis quien a su vez se encargó de hacer la adaptación, banda sonora del Roxette Per Gessle y un reparto no menos bizarro que el film que funciona en cada escena: James Caan, Saffron Burrows, Juno Temple, Johnny Knoxville, un bárbaro Dolph Lundgren, Rebel Wilson, James Marsden, DJ Qualls, Billy Crystal, Rosie Perez, Ned Bellamy y Peter Stormare. Sólido 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

Conspiracy Theory de Richard Donner (1997)

Mel Gibson es un demente de cuidado (nada que ver con la vida real!) quien está enamorado de Julia Roberts y la observa de lejos. Gibson además tiene paranoia aguda y una vasta gama de teorías conspiratorias con respecto a muchos temas pero en especial con respecto al gobierno para el cual Roberts trabaja. Cuando resulta que una de sus teorías está mucho más atinada de lo que él mismo incluso supone, una mar de problemas se le vendrán encima, incluyendo un grupo de gente intentando eliminarlo. Simpático cine de acción con toques de thriller con un buen secundario de Patrick Stewart y buen pasarrato en definitiva. 3 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

In Your Eyes de Brin Hill (2014)

Dos personas, un hombre y una mujer con vidas completamente remotas y distantes tienen una inexplicable conexión psíquica, al punto que son capaces de sentir y experimentar lo que al otro le sucede y llegan incluso a hablar como en una suerte de telepatía y a ver a través de los ojos del otro. La premisa es un poco peregrina y la construcción de la historia se sustenta completamente en la edición, ya que toda la interacción termina por parecerse a una conversación por chat salvo que en este caso ni hay computadora ni hay internet. Drama y romance que no terminan de cuajar en ningún momento, con dos protagónicos en manos de Zoe Kazan y Michael Stahl-David que no alcanzan. 2 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

The Borderlands de Elliot Goldner (2013)

Otro más de los interminables "found footage", con todos los mismos clichés y tonterías que el otro 98% de películas dentro de este subgénero. Es inglesa, si, ¿y con eso qué hacemos exactamente?… pues no mucho, y de hecho puedo decir que ese hecho es lo que me llevó a mí a darle una nueva oportunidad a un género que ya no aguanta más. Un grupo de investigadores del Vaticano viajan a una iglesia en la campiña a descubrir qué se encuentra detrás de unos reportes de actividad paranormal. Alguien escribió una reseña en internet que describe este film bastante bien: "89 minutos de nada y 4 minutos de poco". 1 punto. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 1

Incident At Loch Ness de Zak Penn (2004)

Documental que comienza con la filmación de otro documental. El 5 de Junio de 2003, John Bailey comenzaba la filmación de un documental llamado "Herzog In Wonderland", el cual estaba destinado a explorar y seguir la vida del famoso cineasta Werner Herzog. Herzog recibe a Bailey en su hogar e inmediatamente se enfocan en unas fotos que el director alemán tiene puestas en su pared sobre el monstruo de Loch Ness, y él nos explica por qué su interés en ello y que probablemente sea su siguiente proyecto cinematográfico. Zak Penn es un guionista y productor que está a cargo de "Enigma At Loch Ness" lo cual en teoría sería el título del proyecto de Herzog relacionado al monstruo de Loch Ness. Ese disparador nos lleva a ser parte de una historia que tiene un tremendo tufo a "found footage", si bien no deja de ser un documental, hay muchas situaciones poco naturales en donde la gente que aparece en cámara "actúa" como si la cámara no estuviese allí. Hasta la mitad del documental es difícil entender si viene orientado en términos realistas o como una comedia de lo absurdo. Herzog está perpetrado como un tanto ególatra, autoritario, impaciente y hasta grosero en algún momento, pero lo fundamental es que no es fácil entender cómo gente con una trayectoria y nombre en la industria se presta para este tipo de materiales. Visto como algo remotamente serio, es insostenible, como comedia de lo absurdo funciona un tanto mejor, supongo que cada quien deberá elegir lo que interpreta. Apenas 2. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

Devil's Pass de Renny Harlin (2013)

Y una más por el camino del "found footage". En este caso seguimos a un grupo de estudiantes en la Universidad de Oregon quienes van a investigar el incidente del año 1959 en las montañas Urales en suelo Ruso, conocido como el "Dyatlov Pass Incident". Dicho incidente sucedió en la noche del 2 de Febrero sobre la ladera Este de la montaña llamada Холат-Сяхыл, lo cual traducido del alfabeto Ruso cirílico quiere decir "Montaña Muerta", en donde un grupo de alpinistas liderados por Igor Alekseievich Dyatlov, perdieron la vida. Si bien hay una vasta gama de teorías que van desde actividad paranormal hasta testeo de armas secretas, la que mayor aceptación tiene al día de hoy en la comunidad científica es la de que una avalancha arrasó con el campamento y tuvieron que moverse por nieve espesa para intentar sobrevivir con resultados mortales para los 10 alpinistas. Antes de llegar a los 10 minutos de película, se nos adelanta el resultado de la expedición de estudiantes americanos, por lo que no hay sorpresa allí, y por supuesto de ahí se nos habla de que se recuperó el equipo de filmación que llevaban con ellos. Inicialmente tenemos varios problemas como que la filmación de los estudiantes está muy bien editada, o que de la nada dan con el bar donde la expedición original de Dyatlov tomó su último trago antes de partir o ese guía que sabe como llevarlos a todos al lugar de los hechos que también aparece como por arte de magia. Igual mientras el experimentado Harlin intercala parte del "found footage" con algo de cámara en mano pero buscando un efecto no tan subjetivo, logra captar algo más de mi interés, pero los lugares comunes (nadie deja de filmar aunque se acaba el mundo, se suceden los minutos de largometraje y no pasa nada, personajes que se quieren ir a la mierda del lugar y se terminan por convencer que "nada sucede" y hay que quedarse, la larga lista de explicaciones a cual de todas más peregrinas que las anteriores, etc.) se apilan se vuelve difícil de sostener como la larga lista de películas en este subgénero. Otro masivo 1. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 1

The Crew de Adrian Vitoria (2008)

Una banda de criminales profesionales que no anda con mucha suerte ultimamente. Uno de ellos que planea abrirse por su cuenta, así tenga que traicionar a los demás. Unos serbios que tratan de ganar su lugar en el crimen local. Cabaret, putas, drogas, asaltos, mucha sangre, todo se conjuga en esta sólida crook story, austera en su realización, con buenas actuaciones (de un elenco para mi desconocido casi que en su totalidad), buen ritmo y un buen desenlace. Un 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

Michael Kohlhaas de Arnaud des Pallières (2013)

El del título (interpretado por un impávido Mads Mikkelsen) es un comerciante experto en caballos en la Europa del siglo 16 que sufre la injusticia de un señor feudal. Busca retribución mediante los canales de la ley, pero claro, es un plebeyo frente a un noble así que nadie le presta la menor atención. Un giro trágico lo va a mandar al monte al frente de una revuelta de campesinos. Ante esta sinopsis uno piensa en Rob Roy o en William Wallace, pero claro, esto es cine francés. Muuuuuy lento (no pude dejar de pensar en las quejas de Rodrigo), muy extraña su narrativa (nunca sabemos cuando pasa lo que pasa) y con un aire existencial (salvo los protagónicos nadie tiene nombre, se definen por sus oficios, etc.) que termina hartando al más paciente. Un muy poco recomendable 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

House Of 9 de Steven R. Monroe (2005)

Nueve desconocidos despiertan en una casa y deben jugar al Gran Hermano Extremo: el que quede vivo, sale y con 5 millones de dólares. A priori una historia muy vista pero no necesariamente mala, encuentra sin embargo una pobre realización del director Monroe, flojas actuaciones en general (andan en el elenco, pagando las cuentas, el finado Dennis Hopper y Peter Capaldi), una banda sonora pe-no-sa y un clímax final aberrante. Pésima, en una palabra. 1. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 1

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

Divergent de Neil Burger (2014)

Nos encontramos en un futuro no especificado. Una ciudad semi destruida, pero que ha sabido rehacerse, luego de una catastrófica guerra más de cien años atrás. Lo que haya sido de la humanidad en el resto del planeta no lo sabemos y a efecto de lo que se cuenta, no nos importa. Los habitantes de esta ciudad han logrado sobrevivir organizándose en cinco facciones (o castas): Erudición, que vienen siendo los inteligentes; Cordialidad, que son los amables; Verdad, que son algo así como la conciencia de todos; Osadía, los valientes y que además ejercen como policía o ejército y Abnegación, los más desprendidos, que ayudan a los demás y por su desinterés en el poder, son justamente el gobierno. Todos los jóvenes de este mundo nacen en las distintas facciones, pero una vez llegados a la vida adulta, pasan por un rito de iniciación dónde se les hace un test vocacional que les indica a qué facción deberían pertenecer. Luego ellos mismos pueden respetar ese test o elegir la casta que gusten, a su propio riesgo: de no pertenecer realmente a la casta elegida, se verán convertidos en Sin Facción, los parias.

Entonces, tenemos un futuro distópico primo hermano del de Los Juegos del Hambre con un sistema de selección primo hermano del sombrero mágico de Howgarts, aquel que te mandaba a una de las cuatro casas mágicas. Y tenemos, cómo no, nuestra elegida para cambiar las cosas, patear el status quo y sacudir hasta los cimientos el mundo tal como se conoce. Aquí se trata de Tris, una Divergente, una de los pocos que el sistema de selección no puede encasillar en una sola de las facciones y por tanto es peligrosa para el sistema. Por tanto, Tris deberá ocultar su verdadera condición, al tiempo que pasa los ritos de iniciación de la facción que ha elegido, tratando de no resaltar. 

Como nos encontramos ante una adaptación de una novela YA (Young Adult) hay ciertas opciones en el tono de la película que al parecer no podemos obviar: la obligada historia de amor entre jóvenes- completamente casta, por supuesto, no pasamos de unos besos y que el muchachito muestra una espalda musculosa tatuada- destinada a vencer todas las dificultades. Una espantosa banda sonora, que por momentos contradice los climas de la propia película, compuesta por un variado grupo de artistas escapados del Disney Channel o similares. La rebeldía de los jóvenes ante el destino y la opción de poder ser quien uno quiere ante lo que esperan los demás, a riesgo de caer en la obvia cursilería. La crisis de identidad que se supone sufre todo adolescente.

Pero no todo está perdido. "Divergente" sorprende por el ritmo veloz y lo entretenida que se torna su historia en manos del director Neil Burger (autor de al menos una valuable película "El Ilusionista", 2006). El mundo es presentado de manera rápida y vamos de lleno al meollo del asunto, sin dudar y con determinación. Hay al menos dos muy buenos momentos en el transcurso de la historia: el entrenamiento y los ritos de iniciación que Tris y sus amigos van superando en su facción y un oscuro, sorprendentemente oscuro, clímax final. Las escenas de acción, y las hay abundantes, son resueltas con nitidez e inteligencia casi que con clasicismo, alejadas por completo del actual estilo de edición entrecortada. 

Por su lado, las actuaciones (una de las patas flojas de las YA Adaptation) son rendidoras. Shailene Woodley no es especialmente buena actriz, pero es muy natural y honesta. Y da gusto encontrar finalmente una protagonista completamente normal y no una hermosura escandalosa. Su Tris es convincente y logra involucrar al espectador en sus cuitas. Por su lado, Theo James compone un héroe de acción creíble, verosímil, con presencia física. Alrededor de los jóvenes protagonistas se combina un elenco de solventes actores veteranos (Ashley Judd, Tony Goldwyn, Ray Stevenson, una embarazadísima Kate Winslet) con caras jóvenes (donde destaca Zoe Kravitz, hija de Lenny y Lisa Bonet), donde en definitiva nadie desentona.

Con todo y sus lugares comunes, "Divergente" puede ser una opción para el espectador poco exigente. Y sin dudas, no es lo peor que va a encontrar a la hora de las adaptaciones de novelas para adolescentes, ese sitio sigue perteneciendo a cosas como "La Huésped" o cualquier entrega de la saga "Crepúsculo". 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 1

Les Tontons Flingueurs de Georges Lautner (1963)

Fernand (imponente Lino Ventura) es un ex gángster que lleva casi 20 años retirado, con negocios legales. Su más antiguo socio y amigo, El Mexicano, lo convoca desde su lecho de muerte donde le lega todos sus negocios y su hija adolescente (que es una nena bien que desconoce todos los asuntos del padre). Fernand se las verá canutas tratando de mantener a raya a todos los gángster al tiempo que la nena le da vueltas la casa cada vez que puede. Esta película del director Lautner parece en cierta medida una respuesta francesa a la italiana I Soliti Ignoti con sus mafiosos torpes, graciosos e inofensivos. El tono de extrema seriedad con el que está filmada refuerza mucho los golpes de humor, en especial una fiesta dónde los mafiosos se esconden en la cocina. Hay un gran elenco (Bernard Blier, Robert Dalban, Jean Lefebvre, Horst Frank, Venantino Venantini) y es muy graciosa, aunque le sobran algunos minutos. Queda en un 4. Por Fito.

Nota: El título internacional es Monsieur Gangster.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

lunes, 21 de abril de 2014

Hocus Pocus de Kenny Ortega (1993)

Película de terror Disney para niños pero no salgan corriendo, che, que es muy efectiva. Un trío de brujas (Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy, muy divertidas las tres especialmente Midler) son condenadas en el 1690 por andar comiéndose niños y regresan una funesta noche de Halloween en el presente a las andadas. Todo inofensivo e infantil, pero cumple por completo con su objetivo de entretener (especialmente si uno tiene entre seis y doce años). Especialmente buenos los efectos especiales, incluso 20 años después. Un sólido 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 4

Sisters de Brian de Palma (1973)

Si en alguna película De Palma se ganó el mote de "hitchcockiano" es en esta, que homenajea (algún mal pensado diría que plagia) a "Psicosis", "Rear Window", "Rope" y "Spellbound", todo en una. La historia de dos hermanas siamesas que luego de separadas no quedan nada bien, el médico que las protege y la periodista que las persigue. Bien Margot Kidder en el protagónico, no tanto Jennifer Salt como la antagonista, un buen secundario de Charles Durning y un final de esos para rascarse la cabeza, aturdido. Un 3, en todo caso, por la buena mano de De Palma para contar una historia que no ha envejecido bien y que el tiempo ha vuelto predecible y cargada de clichés. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

The Amazing Spider Man 2 de Marc Webb (2014)

Me cuesta entender cómo es que directores con carreras cortas como Webb, reciben las ofertas para liderar proyectos multimillonarios como en este caso. Webb dirigió aquella (500) Days of Summer que no vi pero que recibiera opiniones positivas en nuestro blog, varios videoclips de artistas musicales (que incluyen a Green Day, 3 Doors Down y No Doubt) y lo siguiente que sabemos es que está a cargo del reboot de Spiderman y ahora de su secuela. Me cuesta ponerme en postura de que "todo tiempo pasado fue mejor" porque de hecho no creo que lo haya sido, pero igualmente tengo la impresión de que con los Kubrick, los Hitchcock y hasta los Spielbergs si de buen entretenimiento hablamos, era su nombre y trayectoria lo que los ponía a la cabeza de los proyectos significativos de la época (y asumo que quizás estoy siendo injusto y por cada Kubrick que había en el año 1975, habían 200 Marc Webbs).

Esto en mi humilde opinión lleva a que estas mega producciones de Marvel y compañía, adolezcan muchas veces de algo que para público como yo, que ya hemos visto varias décadas de cine, es un gran menos en su oferta y esto es la tremenda falta de creatividad para contar una historia que se supone es primordialmente en plan aventurero y de acción (y si me acuerdo del entretenimiento que disfruté en producciones como las Indiana Jones en su momento, me dan ganas de llorar). 

Las motivaciones de la mayoría de los villanos son casi inexistentes y terminan pareciendo casi un capricho; el Green Goblin pasa desapercibido, hay un muy simpático cameo de Paul Giamatti pero es eso, un cameo; tenemos además una larga cantidad de minutos de cinta enfocados en las tribulaciones de un casi adolescente (y concedo que esta vez Andrew Garfield le pone ganas) y su interés romántico, lo cual también ya vimos millones de veces, y el último clavo en el ataúd es el peor de todos los pecados que este tipo de películas pueden cometer: no entretener seguido, durante 142 minutos (que no es poco tiempo).

En el cine vi gente jugando videojuegos en sus teléfonos en más de un tramo de película, otra revisando facebook y otra contestando whatsup (si, porque desafortunadamente estamos cada vez peor rodeados de gente sin educación a la que le importamos tres carajos los que nos sentamos detrás y nos molestan las luces de sus celulares encendidas).

En resumen, es una suma de problemas comunes: lo que toma 142 minutos se podría haber contado en 90, entre Garfield y Jamie Foxx poniendo ganas no alcanza y no lograr entretener durante varios tramos es lo que termina dejando esta nueva oferta en un 2. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito: 1

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

Room 237 de Rodney Ascher (2012)

Un documental devoto a explicar y comprobar el genio de Stanley Kubrick como creador. Se centra fundamentalmente en The Shining, aunque también explora detalles de Full Metal Jacket, 2001: A Space Odyssey y Eyes Wide Shut, pero insisto en que el foco fundamental es The Shining. Hay un trabajo profundo y exhaustivo de todo lo relacionado a la producción, de todos los cientos de miles de detalles en cada composición de plano y en el significado detrás de múltiples detalles que les aseguro que la mayoría ni siquiera notamos al ver sus trabajos. Particularmente elabora mucho sobre una teoría que yo desconocía, que es la del significado oculto con respecto a una idea que ubica a Kubrick como el cerebro detrás de la filmación del alunizaje del Apollo 11. Entretenido 3. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

Freelancers de Jessy Terrero (2012)

El rapero 50 Cent encabeza esta apuesta para el lado de policía corruptos y narcotraficantes. Un recurso que también ya hemos visto hasta el cansancio, casi tanto como la comedia romántica, la verdad. Pero cuando uno encuentra que también están Robert De Niro y Forest Whitaker entreverados, la cosa tiene mejor aspecto, y ahí es donde te agarran. Whitaker es el único que pone muchas ganas componiendo a un detective bravo, con una vasta lista de acciones ilegales en su haber, pero todo lo demás se cae a pedazos. De Niro hace la plancha, la historia la vimos hasta de canto, y no le faltan lugares comunes. 1 punto. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 1

One Night Stand de Mike Figgis (1997)

Un drama con demasiadas aristas, demasiado entreverado que termina por resultar inconducente. Wesley Snipes es un director de comerciales que vive en Los Ángeles, está casado con Ming-Na Wen y tiene un par de hijos. Viaja a Nueva York a visitar a su amigo Charlie (Robert Downey Jr. cuando andaba sin rumbo y tratando de pagar la renta) quien tiene SIDA. En ese contexto conoce a Karen (Nastassja Kinski) con quien tiene una noche de pasión y lujuria. Todo en clave de drama, y al reparto ya mencionado se le suman el eterno cara de piedra Kyle MacLachlan y anda Thomas Haden Church por un rincón, pero el tema es que se vuelve tan errática en intentar plantear el eje central que llega un momento en que uno no sabe cuál línea argumental estamos siguiendo, y para peor de males resuelve de manera abrupta y bordeando lo ridículo. 2 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

The Fan de Tony Scott (1996)

Bobby Rayburn (Wesley Snipes) es un basebolista estrella quien está iniciando su etapa con los San Francisco Giants. Mucho se espera de él y de sus resultados, especialmente mucho es lo que espera un incondicional fanático del equipo llamado Gil Renard (Robert De Niro). Renard es un hombre con tendencias violentas, un divorcio no del todo amigable, es vendedor de cuchillos de caza y tiene un hijo pequeño al que no ve seguido y con quien lleva una relación difícil. Cuando la temporada de Rayburn empieza a no caminar, en parte porque un compañero de equipo llamado Juan Primo (eres grande Benicio Del Toro, grande) lo opaca las cosas empiezan a escalar y a salirse de control. 3 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 3

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

Dying Young de Joel Schumacher (1991)

Este es otro claro ejemplo de lo desconcertante que puede ser Schumacher. En este romance con toques de drama tenía todo el material arrimado para hacer un bodrio predecible y plagado de lugares comunes y sin embargo no es el caso. Julia Roberts acaba de descubrir una infidelidad por lo que anda buscando una nueva vida, empezando por un nuevo trabajo. Termina por aterrizar a regañadientes un trabajo como enfermera o ayudante de un joven muchacho con cáncer en la sangre. El trato del director hacia una enfermedad tan brutal es decoroso y sensible, se ahorra más de un lugar común aunque tampoco esperen que reinvente la pólvora. 3 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 3

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

Mission To Mars de Brian De Palma (2000)

Una misión tripulada a Marte sufre un problema de proporciones catastróficas y un tanto misteriosas, por lo que se envía una misión de rescate (nunca queda muy claro qué es lo que amerita enviar a la segunda misión) a investigar qué pasó y rescatar si hubiese algún sobreviviente. Un esmerado intento de De Palma por hacer una historia de Ciencia Ficción interesante y hasta trascendental con respecto a la vida más allá de nuestro planeta, pero el problema radica justamente en eso, en que el guión, la historia para contar se termina viendo delgada y poco firme. Un reparto decente que en su gran mayoría salen adelante sin demasiado esfuerzo, Gary Sinise, Tim Robbins, Don Cheadle, Jerry O'Connell, Terri Fisher y Peter Outerbridge. 2 puntos. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 2

The Amityville Horror de Stuart Rosenberg (1979)

La original, basada en la novela de Jay Anson sobre una pareja y sus tres hijos que se mudan a la casa del título sobre la costa de Long Island, donde empiezan a experimentar situaciones por demás extrañas y cada vez más violentas. Poco intuyen un muy inspirado James Brolin y una inocua Margot Kidder que los hechos que les cuenta el vendedor sobre la historia de asesinatos en el lugar, se volverán más relevantes con el paso de cada minuto. Trabajo bien logrado, bien resuelto, lo cual se agradece en el género, con un importante punto en contra en mi opinión que es que por mediados de la película la lista de cosas que han sucedido en el entorno de la casa debería, si no ahuyentar, cuando menos preocupar al más valiente, y sin embargo el personaje de Margot Kidder pareciera determinada a que nada le afectará jamás… hasta que ya es demasiado tarde, por supuesto. Le voy a dar un 3 arañando, porque se mantiene a pesar de los 35 años que le pasaron por encima. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

martes, 15 de abril de 2014

Lone Survivor de Peter Berg (2013)

Desde que el cine es cine, existe el cine de propaganda. Especialmente utilizado durante la Segunda Guerra Mundial (por ambos frentes, basta recordar el cine de propaganda nazi de Leni Riefenstahl) numerosas películas han acompañado todos los conflictos bélicos protagonizados por el hombre durante el siglo XX y lo que va del XXI. El séptimo arte ha servido de herramienta para justificar las intervenciones militares de las grandes potencias por todo el mundo, así mismo han "vendido" la idea de que su intervención es justa y no menos importante, han motivado a generaciones y generaciones de espectadores a considerar la idea de enrolarse. El largo conflicto bélico en Afganistán no ha sido la excepción.

Si alguna virtud puede encontrársele a "El sobreviviente" es su honestidad. En ningún momento disfraza o siquiera disimula su condición de vehículo propagandístico de las fuerzas armadas estadounidenses y en especial de los cuerpos de elite Navy SEALS. Ya desde sus primeras imágenes durante los créditos, que muestran en formato documental el exigente (casi que tortuoso) entrenamiento para convertirse en uno de estos soldados de elite, las intenciones están claras: jóvenes de Estados Unidos, enrólense. De estas escenas se nos presenta el escenario en cuestión: hay un tan malvado como anónimo líder talibán en una zona montañosa de Afganistán y en misión de capturar y eliminar parte un comando de cuatro hombres. Los árabes son presentados como malísimos- en una escena donde decapitan a un sospechoso de colaborar con los estadounidenses- y los soldados son presentados como buenísimos- todos hombres de familia, decentes, con un inquebrantable compañerismo entre sí, etc. No existen matices. Cuando aparezca algún árabe "bueno" será sólo por su asociación a los EEUU. Los soldados no dudan ni por un segundo que su instalación en otro país mediante la fuerza es justa y no existe (como me temo que no debe existir en el estadounidense promedio) ni el más mínimo cuestionamiento sobre qué están haciendo ahí o que en definitiva la misión de los "buenos" sea ir y asesinar a un hombre.

A partir de presentación tan maniquea, poco se puede esperar. Allá va el comando en cuestión, se topan con civiles que descubren su operación, luego de una breve discusión optan por no asesinar a los civiles (recuérdese que son los "buenos") y los liberan, y estos civiles no tardan en avisar a los talibanes y se desata la cacería. Por muy bien filmada que esté- y lo está- es una cacería que deja indiferente ya que no se han desarrollado en lo absoluto ni perseguidos ni perseguidores y el espectador no puede sino ser indiferente a lo que transcurre.

La responsabilidad de lo anterior se debe casi que por completo a Peter Berg, director y uno de los guionistas de "El sobreviviente", un alumno aventajado de la escuela de edición sincopada de Michael Bay que ha hecho carrera firme y fiel en esto del cine de propaganda a favor del ejército de los EEUU (como es el caso de la inmirable "The Kingdom", 2007, o la más entretenida aunque igual de mala "Battleship", 2012). Berg no aporta nada de su parte y entrega un producto completamente genérico. El elenco, si bien integrado por actores interesantes (Mark Wahlberg, Ben Foster, Taylor Kitsch, Emile Hirsch, Eric Bana) no tiene mucho que hacer con sus personajes arquetípicos y unidimensionales. No es por allí dónde el espectador podría encontrar consuelo.

¿Que queda? Pues que sea entretenida. No necesariamente los filmes de propaganda son malos per se. Hay muchos ejemplos de películas ideológicamente complicadas y así mismo divertidas, efectivas (basta con mirar la filmografía de ídolos de Hollywood como John Wayne, Clint Eastwood o Chuck Norris para encontrar varias). Pero "El Sobreviviente", que así es su título, en singular, opta por mostrarnos desde su primera escena que es Wahlberg quien sobrevive, eliminando de un plumazo cualquier duda de qué pasara y eligiendo conscientemente no desarrollar dramáticamente ningún elemento de su argumento. Escoge recrear unos tiroteos sangrientos entre héroes de cartón y villanos sin rostro. Elige decir: los estadounidense son buenos, los árabes malos y ya esta. No le hace falta decir más nada. Ni le hace falta entretener tampoco. Sólo enervar el espíritu patriótico de algún ingenuo para que se aliste y pase a formar filas del bando que corresponde. 1. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 1

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

Sparks de Christopher Folino (2013)

El horror. Estoy tentado a ni siquiera hacer un comentario respecto a esta aberración fílmica. De las más grandes porquerías que he visto en los últimos tiempos. Aberrante. Un guión escrito por orangutanes narcotizados habría sido mejor que esto. Pero hay mucho más que problemas de guión acá, problemas mucho más básicos, de cinematografía simple, lo que en fútbol sería "carecer de fundamentos técnicos": ridículos errores de continuidad que no enumeraré, transiciones hechas con una torpeza tan cándida que uno podría sonreír con ternura, efectos especiales que te hacen volver a ver el año de la película con incredulidad (y sí, dice 2013, no más). La "historia" (llamarla así es sobrevalorar esta abominación), va de un meteorito que cae en algún lugar y mata a todos menos a unos cuantos que adquieren algo así como superpoderes, y por otro lado, de un niño que sufre un accidente en el que sus padres mueren y (tópico más, tópico menos) hay un asesino serial y justicieros enmascarados y todo adquiere el tono de un pulp típico, pero del pulp más berreta que uno se pueda imaginar, y los momentos de humor involuntarios son tantos y es tan evidente que son involuntarios que acaban por empeorarlo todo, y por ahí anda William Katt (sí, el gran héroe americano) y uno piensa que quizá es hora de organizar una Teletón para William Katt y así ahorrarle la indignidad y ahorrarnos a nosotros la vergüenza ajena. Esto es un 1 digno de ser punible de acuerdo a algún código penal. Habría que leer el de Texas y ver si no se puede poner en movimiento esa causa. Por Leo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo: 1

Martín:

Rodrigo:

Filth de Jon S. Baird (2013)

Alcohólico, drogadicto, ególatra, autodestructivo y un hijo de puta con todas las letras, ese es Bruce Robertson (James McAvoy), sargento de policía al que se le encarga que lidere la investigación de la muerte de un estudiante japonés (asesinado a patadas por skinheads en un callejón). Pero esto no es un policial. La película quiere que acompañemos a "Robbo" mientras intenta conseguir el tan anhelado ascenso a detective mediante la artimaña de enfrentar unos a otros a todos sus ingenuos competidores. Esto no lo distrae de lo que es verdaderamente importante: la cocaína y el sexo. Pero tenemos que comprender a "Robbo". Tras la absoluta decadencia de su exterior oculta un interior sufriente. Extraña a su esposa y a su hija y... no importa... y no importa porque la película es muy mala, y aunque McAvoy tiene lo que hace falta para bancarse el personaje, lo que no tiene es de dónde agarrarse en una estructura frágil y sin sentido. Una pérdida de tiempo no puede ser otra cosa que un 1. Por Leo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo: 1

Martín:

Rodrigo:

Seguidores