lunes, 20 de julio de 2009

The Name Of The Rose de Jean Jacques Annaud (1986)


Como la maravillosa novela de Eco, también la versión cinematográfica es una obra de arte atemporal. Hacía fácilmente 10 años o más que no la veía y no ha perdido un ápice de vigencia. Sean Connery, Christian Slater (muy jovencito), enorme Michael Lonsdale como el Abad, enorme como nunca antes Ron Perlman haciendo de pobre desgraciado Salvatore, F. Murray Abraham en la mejor actuación que le conozco (que es mucho decir) como el inquisidor Bernardo Gui, Helmut Qualtinger en la última película que llegó a filmar y varios secundarios más desconocidos también excelentes, cierran un círculo perfecto. En plena edad media, en una perdida abadía Benedictina italiana, se han sucedido una suerte de muertes misteriosas entre los monjes. Frente al temor de que el diablo haya tomado posesión de la casa del Señor, William de Baskerville (Connery) y su discípulo Adso De Melk (Slater) llegan a intentar resolver la situación antes de que sea necesario llamar a la sagrada inquisición. Suspenso, policial, drama, acción, aventura, misterio, todo en perfecta sincronía con una contundente banda sonora, excelente representación de época y una fotografía simplemente perfecta. Esta es una de esas a las que el 5 le queda corto y no le hace justicia. Por Rodrigo.

Puntajes:

Christian:

Fito: 5

Gastón:

Martín: 5

Rodrigo: 5

Promedio Tripartito: 5.00

1 comentario:

  1. Cinco redondo. Aunque Sean Connery haga de James Bond hasta en una peli ambientada en el medioevo monacal euorpeo. Dicen que la peli perdió mucho con respecto al libro de Eco. Pero no hay que olvidar que no se puede comprimir una novela que es a la vez ensayo lingüístico y hasta esotérico al tiempo que te narra la historia, en dos horas de película. Hubo que adaptar, y como adpatación está más que solvente. Lo que realmente sorprende, además de la ambientación, es lo bien caracterizados que están todos y cada uno de los monjes y Murray Abraham como el inquisidor; y el increíble Ron Perlman como el deforme Salvatore, personaje que en palabras de William de Baskerville, habla "todas las lenguas y ninguna".

    ResponderEliminar

Seguidores