jueves, 25 de febrero de 2016

Clown de Jon Watts (2014)

La coulrofobia es la fobia o miedo irracional a los payasos. Yo no diré tanto, pero que sin dudas los payasos me asustaban de niño y hoy día no me caen demasiado bien tampoco, es un hecho. Muchas veces el cine de terror ha aprovechado esta circunstancia y ha producido- con mejor o peor suerte- películas con payasos como asesinos o monstruos. Aquí, la premisa es simple: un payaso falta al cumpleaños de un niño, el padre de dicho niño no quiere dejarlo sin fiesta y se pone un traje de payaso que encuentra en una de las casas que vende. Terminada la fiesta, el traje no sale. Y sólo va para peor. A priori, hay poca tela para cortar ("hombre se pone traje de payaso satánico") pero el director Watts me había convencido con "Cop Car", que tenía una trama igual de sencilla, así que le di oportunidad. Pero me temo que si, en este caso hay demasiado poco argumento. Si bien su pareja protagónica- los desconocidos Andy Powers y Laura Allen- meten ganas (hay, además, un secundario con muchísima onda de Peter Stormare) y la película no tiene ningún prurito en llevarse por delante el tabú de matar niños, pasada la hora de metraje se empieza a notar que el argumento era corto, corto ya desde el principio. Hay un intento de generar una mitología con el payaso demonio pero no se trabaja demasiado tampoco. 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores