martes, 3 de junio de 2014

Edge Of Tomorrow de Doug Liman (2014)

A primera vista- y a segunda, tercera y cuarta- Al límite del mañana es una suerte de remake en clave de acción y ciencia ficción de la magistral El día de la marmota (Groundhog Day, Harold Ramis, 1993). El recurso de vivir y revivir una y otra vez el mismo día o una misma secuencia de tiempo- también utilizado en las menores pero igualmente mencionables Source Code (Duncan Jones, 2011) y Haunter (Vicenzo Natali, 2013)- remite de inmediato a la comedia protagonizada por Bill Murray. Pero esto no es bueno ni malo per se, el asunto es ver qué se hace con esa idea. Aquí, se la carga en un 200% de acción y ciencia ficción.

Tenemos al Mayor William Cage (Tom Cruise) un publicista devenido en encargado de las relaciones públicas del ejército al enfrentar el planeta Tierra al completo una invasión extraterrestre de alcanza aparentemente indetenible. Cage, un cobarde de cabo a rabo, se las ha ingeniado para evitar el combate directo, pero una serie de situaciones lo pondrán en primera línea, junto al resto de la carne de cañón. ¿Y qué pasa en sus primeros cinco minutos en el demencial campo de batalla? Pues lo lógico: se muere. Y no, no estoy incurriendo en spoilers. Se ve ya en los tráilers.

También se ve como se despierta al instante de morir en el mismo punto: llegando el día anterior al campamento antes del desembarco y la batalla. Cage se dará cuenta que por razones no del todo claras- aunque todo se explicará coherentemente- está condenado a revivir una y otra vez su último día. El qué hará al respecto dada las circunstancias, es lo que da cuerpo a la película.

Que es todo lo entretenida que puede ser. Su director Doug Liman- que está lejos de ser garantía de calidad, ya que por cada Bourne Identity tenemos un señor y Señora Smith o Jumper- brinda su mejor trabajo con cuerpos de distancia. La acción es nítida, todo está perfectamente orquestado- lo cual hablando de una película que repite una y otra vez las mismas secuencias no es despreciable- todo es comprensible a más no poder. Todo es vertiginoso.

El envoltorio que recubre al recurso de revivir el mismo día una y otra vez es además visualmente atractivo. Ese campo de batalla arrasado, ese desembarco brutal (que recuerda al de Rescatando al soldado Ryan) y las variables que se van dando día a día, son atrayentes hasta decir basta. La acción se lleva a uno de cabeza, disfrutando como un nene chico.

¿Y Tom? ¿El no siempre querido Tom, en ocasiones burla de los medios y que con sus 50 y pico de años debería estar pensando en otras cosas que correr, saltar, pelear y un larguísimo etcétera? Tom está sencillamente impecable. Derrocha carisma, presencia física, actuación (sí, incluso actuación) en un protagónico al que no le falta humor (la propia película plantea un par de secuencias hilarantes) ni emoción. Lo secunda una Emily Blunt inolvidable (pardiez que es hermosa esta mujer) en un papel de chica ruda que seguramente debe haberla divertido de lo lindo, así como un consistente elenco de caras tan conocidas como rendidoras (Brendan Gleeson, Bill Paxton, Noah Taylor).

En resumen, Al límite del mañana es todo lo que un filme de entretenimiento tiene que ser: divertido, emocionante, involucrador con sus personajes. Un pasarrato a todo tren que vale la experiencia en cine y el pago de una entrada. Con pop y refresco. Sólido 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores