lunes, 8 de diciembre de 2014

Johnny Got His Gun de Dalton Trumbo (1971)

Hay dramas terribles y metrajes poderosos, y después está este demoledor alegato anti bélico de parte de Dalton Trumbo. Único largometraje del director quien tuviera una prolífica carrera como escritor (Papillion, Lonely Are The Brave, Spartacus, entre muchos otros). Se nos cuenta la historia, en sobrio y trágico blanco y negro de un soldado sobreviviente a la Primera Guerra Mundial. Sobreviviente es un término por demás amplio, ya que la historia que se nos cuenta es la de un hombre que en una explosión pierde sus dos brazos, sus dos piernas, queda sordo, pierde sus ojos y nariz y queda mudo. Postrado en ese mundo en donde no es fácil discernir si se encuentra vivo o muerto, incapacitado completamente de todo tipo de comunicación, busca desesperadamente una manera de terminar con su vida y salir de su martirio, al mismo tiempo que cuestiona su destino desde lugares emocionales, espirituales y religiosos. Poderoso film como pocas cosas se pueden igualar, pero es condición sine qua non estar del mejor humor posible para soportarla. La secuencia de cierre con el repetitivo S.O.S. y la tremenda frase de las Odas del poeta Horacio "Dulce et decorum est pro patria mori" (Es dulce y justo morir por tu patria) le ponen un manto tan terrible que debe ser de las cosas más terroríficas que me ha tocado ver en cine. Nota al margen, la canción One del grupo americano Metallica y su correspondiente video clip están basadas en esta obra. Estupendo 5. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores