jueves, 26 de enero de 2012

Along The Great Divide de Raoul Walsh (1951)

Un Marshall (prolijo Kirk Douglas) y sus dos deputys (John Agar y Ray Teal, buenos secundarios ambos) rescatan de un linchamiento a un cuatrero (el imponente Walter Breenan, amo y señor de toda la película) que además está acusado de asesinar al hijo de un ganadero. Ellos 4 más la hija del cuatrero (la bonita Virginia Mayo, muy correcta) ponen rumbo a una ciudad con juzgado para que el cuatrero sea enjuiciado, pero el ganadero y sus hombres tienen otros planes. Walsh imprime de cierto aire "noir" a este western donde no falta un misterio, varias traiciones y un tenso viaje a través del desierto. Tiene algunas, pocas, cosas molestas: cierta sobreexplicación para los motivos de sus personajes, es algo previsible por momentos y- no puede faltar- carga con la infaltable historia de amor. Con eso y todo, entretiene y tiene muy buenos momentos. Tan es así que llega arañando al 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Martín:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores