jueves, 15 de enero de 2015

Whiplash de Damien Chazelle (2014)

El relato no es nuevo, joven músico talentoso en el conservatorio más prestigioso de Estados Unidos intentando abrirse camino y hacerse de una carrera. Como hasta entre los perros hay razas, dentro del conservatorio hay maestros y maestros, y en la cima de todo está un imponente J.K. Simmons, componiendo una especie de general militar pasado de esteroides que en este caso dirige una banda de jazz. La competitividad (y frecuentemente la lisa y llana mala leche) entre alumnos, y por sobre todo un personaje con unos niveles de exigencia y de demanda inhumanos, con un carácter insoportable y una actitud peor que gobierna las miserables vidas de quienes atienden a su clase. Como la historia es chiquita, prácticamente todo se sustenta en lo mucho de Simmons, algo de Miles Teller en el protagónico, en una descomunal banda sonora, pero un cierre demasiado liviano y fácil la deja en balance general en un apenitas 4. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 4

Fito:

Gastón:

Leo: 3

Martín:

Rodrigo: 4

Promedio Tripartito: 3.66

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores