domingo, 12 de febrero de 2012

The Woman In Black de James Watkins (2012)

Una historia de fantasmas y casas con espíritus ambientada en el norte de la Gran Bretaña a principios del siglos XX. La obra está basada en la novela homónima de 1983 de la autora inglesa Susan Hill y a su vez toma muchos elementos de la adaptación para teatro que hiciera Stephen Mallatratt en 1987. Para quienes hayan visto la obra de teatro, lo cual es mi caso, puede ser que se pierda algo del elemento sorpresa que aporta la cinta, lo cual de ninguna manera le quita nada de mérito a una sólida, realmente sólida adaptación para cine que Watkins lleva adelante. Daniel Radcliffe es el abogado protagónico que no está pasando por el mejor momento laboral y personal y es enviado a un pueblo en el norte a solucionar un tema de sucesión y de venta de activos. El guión es lo primero que destaca, parejo, creativo, y sin perderse en trivialidades; de la misma manera, otro gran acierto de Watkins es lo concreto de su oferta, en una era en donde las películas de 2 horas y 15 o 2 horas y media son moneda corriente (o trilogías de 9 horas en total), Watkins apuesta a no perder el tiempo y en 1 hora y media tiene el asunto resuelto. La tensión es demoledora desde el minuto 10 hasta el final, no quita el dedo del renglón en ningún momento. Está muy bien fotografiada, tiene una muy decente banda sonora, hay secundarios como Ciarán Hinds o Roger Allam que aportan, tiene más de una secuencia que congela la sangre del más valiente y lo mejor de todo es que al no ser una producción de Hollywood, no tenemos que lidiar con sensiblerías baratas o con límites puritanos para no herir corazones. Paguen el boleto y véanla tranquilos que incluso si no les encanta el género, se van a entretener. La recta final le permite alcanzar el 5. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 4

Fito: 3

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 5

Promedio Tripartito: 4.00

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores