jueves, 31 de marzo de 2016

24 (Serie) (Season 1) de Robert Cochran, Joel Surnow (2001)

Un pendiente que tenía (conmigo mismo, que me lo había propuesto) era ver en orden alguna de las temporadas de "24" que en su momento vi salteadas, nunca completas, como mucho de a tandas de 3, 4 o 5 episodios que daban en maratón los fines de semana en FOX. Siempre me había preguntado como sería verla completa y de un tirón. Bueno, por si alguna infinita casualidad hay alguien que se pregunta lo mismo y planea hacerse los 24 episodios de corrido, mi consejo es: no lo haga. La historia del intento de asesinato del Senador Palmer (Dennis Haybert) utilizando al agente de contraterrorismo Jack Bauer (Kiefer Sutherland) se estira y se estira y se estira hasta el punto que hay personajes que son secuestrados hasta tres veces, nos sacamos traidores de la manga aunque no tenga la menor coherencia interna, todos los malos son infalibles para apilar secundarios pero no dan un tiro a derechas cuando le conviene a la serie, todos los agentes de la agencia anti terrorismo (salvo Bauer, obviamente) se dividen en traidores o ineptos, no tarda ni 40 minutos que cualquiera que acompañe a Bauer termine con un plomo en la frente, como si se tratara la peor telenovela venezolana hay un personaje que se agarra amnesia de repente, etc, etc, etc. Calculo que todas estas costuras y remiendos (es evidente, por ejemplo, que la identidad del último traidor fue sacada de la manga y jamás pensada desde un principio) no se verían si uno mirara salteada la serie o incluso en su formato de un episodio por semana. Pero vista asi, en orden, es flojísima. ¿Qué hace que uno la siga viendo, porque 24 episodios no son moco de pavo? Primero, el formato. La idea de acción real (24 episodios que son 24 horas y toda la serie pasa en un día) es muy novedosa (y para esa época de la televisión, rupturista), el uso de "split-screen" es perfecto y durante buena parte de la temporada (12 episodios digamos, hasta que la empiezan a estirar) el vértigo y la adrenalina te llevan de la nariz (mucho ayuda tener a un director como Stephen Hopkins a cargo de la mayoría de los episodios). Luego, empieza a flaquear y a caer en los peores absurdos, al punto que terminarla fue medio un calvario. Valga como experiencia y ya. Muy apenas 2. Por Fito.


Puntajes:

Federico: 3

Fito: 2

Gastón: 3

Leo:

Rodrigo: 2

Promedio Tripartito: 2.50

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores