viernes, 18 de marzo de 2016

Death Wish II de Michael Winner (1982)

Luego de los sucesos ocurridos un par de años antes en New York, el arquitecto Paul Kersey (Charles Bronson) se muda a Los Angeles y rehace su vida. Para qué. Dado que la mala suerte lo persigue como abejas a la miel, un quinteto de delincuentes (con un sobreactuado Laurence Fishburne entre ellos) que son la quintaescencia de los estridentes años 80 hacen azaroso blanco en Kersey y pronto atacan su casa, secuestrando, violando y asesinando a su hija (que había quedado catatónica desde la primera película, no liga nada la pobre chiquilina). Obviamente, esto activa nuevamente a nuestro Vengador Anónimo, que va a por los malos. Más o menos se trata de la misma película otra vez, así que hay un par de agregados interesantes para variarla. El primero de ellos, la reaparición del detective neoyorquino que persiguiera a Kersey en la primera parte (Vincent Gardenia) y segundo, lo inquietante que resulta que Kersey se ve menos afligido por la pérdida familiar que entusiasmado por volver a ser un psicópata vigilante. Con todo y unas buenas escenas de acción (Winner era de esos tipos que sabía bien lo que hacía), en algún momento todo se vuelve demasiado sencillo para el protagonista. Y el mensaje pro pena de muerte, justicia por mano propia y tenencia de armas sigue tan fresco como la primera vez. 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores