viernes, 18 de marzo de 2016

Soft Beds, Hard Battles de Roy Boulting (1974)

En la Paris ocupada por los nazis un burdel se transforma en inesperado centro de la resistencia, a medida que todos los actores del conflicto (incluído Hitler en persona) se van pasando por allí. Comedia al servicio de Peter Sellers quien interpreta seis roles -Hitler entre ellos- que, dentro de su habitual lucimiento, no es tampoco de lo mejor que hizo. Sólo dos de sus personajes tienen verdadera relevancia en la trama -el tan audaz como imprudente agente británico Robinson y el malvado jefe de la Gestapo en Paris Schroeder- que tiene en verdad como protagonistas a Madame Grenier (Lila Kedrova) y sus muchachas. Algunos chistes funcionan, algunos no, y en general se siente que un poco el paso del tiempo le ha descafeinado. Con todo, Sellers es siempre rendidor. 3 sin más. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores