domingo, 6 de julio de 2014

African Safari 3D de Ben Stassen (2013)

Queda claro desde la primera voz en off en Africa 3D que la principal intención de este documental es la del rescate, la del registro de un continente que como tal ya no existirá más. "En pocos años, la población de África se duplicará" informa la película al comenzar "y como consecuencia, el continente sufrirá graves cambios tanto geográficos como climáticos que lo alterarán para siempre".
Con esto en mente, el filme propone un viaje por una media docena de países del centro-sur de África, con la intención de ofrecer un último vistazo a lo que el "África profunda" puede ofrecer.
Como guías y narradores de este viaje, están Kevin Richardson y Mara Douglas-Hamilton. El primero es bastante conocido en el mundo de la televisión documental por ser el conductor de "Salvajes momentos" de National Geographic, así como por varios documentales de esta misma índole. Mara por su parte es productora de muchos documentales y es hermana de Saba Douglas-Hamilton, una de las protectoras más famosas de la vida salvaje en Kenya.
El documental inicia su recorrido en la playa Skeleton Key y se traslada rumbo noreste hasta llegar al nevado del Kilimanjaro. La expedición se compone por los dos líderes ya mencionados, dos expertos en seguridad (llama la atención sus armas al principio), camarografos, sonidistas y Danny, el piloto de un globo aerostático que será varias veces la estrella de la función.
Así, por tierra, aire y en ocasiones río, Kevin y Mara nos irán ofreciendo un safari en toda regla. La intención de todo safari es conocer la vida salvaje y de eso vamos sobrados: rinocerontes, chetaas, lúfalos, leones, jirafas, hipopótamos, elefantes, prácticamente todo animal que alguna vez hayamos asociado a África aparece frente a nuestros ojos. Más allá de revelar sus condiciones de vida, lo primero que se nos informa es su relación en cuanto al peligro de extinción. Y hay que ver lo difícil que se vuelve explicarle a un niño de seis años que casi no quedan rinocerontes negros porque se los ha casi exterminado para usar sus cuernos para fines cosméticos en su mayoría.
No sólo se trata de generar conciencia. Africa 3D impresiona por lo imponente de sus imágenes, la increíble fotografía que va mostrando una y otra vez el deslumbrante paisaje africano. Momentos como los arcoíris a la luz de la luna en las Cataratas Victoria (las mismas que descubriera Richard Burton, el explorador, no el actor) son sencillamente para quedar guardados en la retina para siempre. La banda sonora que acompaña el viaje no se queda atrás (y el momento en el que suena parte de la música de El Rey León no puede ser más apropiado si se va con la compañía infantil al cine). Los narradores y guías son moderados y, si bien en algún momento llenan un vacío con un diálogo de esos inconducentes bien propio de documental televisivo, tienen en general el buen tino de estar callados y permitir disfrutar lo impactante de las imágenes que vemos.
Cierto es que en algún momento puede volverse algo monótono el viaje- cuando por tercera vez un elefante se acerca demasiado al jeep, no tiene ya el mismo efecto- pero no cabe duda que es una película que vale la pena ver, ya que aquello que asegura es real: en pocos años, sólo se podrá conocer esta África de esta manera. En documentales. 3. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 3

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores