domingo, 6 de julio de 2014

Transformers: Age Of Extinction de Michael Bay (2014)

Hasbro es una de las más poderosas empresas de la industria juguetera mundial. Fiel a un espíritu generado desde la década de los sesenta, han sido siempre promotores de un marco cultural de sus productos. Esto es, la producción de series animadas, historietas, merchandising, lo que sea que acompañara sus distintas líneas de muñecos. Y probablemente de todas sus líneas sea la más reconocible, con perdón de GI Joe, la de los Transformers.
Estos, dos razas de robots enfrentados a través del tiempo y del espacio (lo del espacio es literal, ya que son extraterrestres) llamadas Autobots- los buenos- y Decepticons- los malos- tuvieron sobre mediados de la década de los ochenta una muy popular serie animada, y que derivó en todos los otros productos anterioremente mencionados, que se instaló firmemente en el colectivo occidental.
Es de reconocer que un personaje como Optimus Prime, el líder de los Autobots, ya está admitido por completo por la cultura popular, incluso para quienes nunca tuvieron en sus manos un muñeco, vieron los dibujitos o leyeron sus revistas. Y no cabía duda que una maquinaria tan demoledora como es la de Hollywood no iba a dejar pasar la posibilidad de utilizarlo.
Transformers, la película que originó esta franquicia, se estrenó en 2007 y fue- como todas hasta la fecha- dirigida por Michael Bay. Desde el comienzo, esta franquicia ha causado invariablemente dos reacciones: gran resultado en taquilla y completa demolición por parte de la crítica. La que hoy nos ocupa seguramente no será la excepción.
Al margen del gusto, se le puede objetar a Bay que ha dirigido ya cuatro veces la misma película. En todas, el argumento es más o menos el mismo. Los Decepticons tratan de conquistar la Tierra, los Autobots les salen al cruce, los humanos están con unos o con otros, se pelean y poco más. Los peores vicios del cine de Bay (él los llamaría su estilo) se repiten en todas también: parafernalia militar, colores acerados, ralentos en contrapicado, mujeres hermosas semidesnudas que nunca jamás tienen el menor peso en el relato como personajes, protagonistas musculosos, americanadas a morir, etc.
Para esta cuarta entrega, "Transformers: La era de la extinción", Bay había prometido un reinicio de la saga pero tal cosa no ocurre. En toda regla es una secuela, ambientada incluso cuatro años después de la anterior y donde todas las entregas anteriores tienen peso (no teman aquellos que no las vieron, decir que esto tiene "trama" es sobreestimarlo, se entiende todo con plena facilidad). El cambio radical ocurre dentro su elenco humano, ya que no reaparecen ninguno de los personajes anteriores. En cambio, el protagonista es Cade Yeager, un ingeniero en robotica pobre y deshauciado de Texas que encuentra de casualidad a un demolido Optimus Prime (sí, así como suena) y termina junto a su familia involucrado en la batalla entre los robots, la CIA y un cazarrecompensas robótico del espacio.
La película es muy mala, para qué seguir evitando el punto. Si bien los efectos especiales son impecables y Bay parece haber aprendido (a buena hora, es la cuarta vez que filma lo mismo) a limpiar un poco las peleas y volverlas más comprensibles, ahí se termina todo lo bueno que se puede decir. Las actuaciones van desde discretas (el Yeager de Mark Wahlberg), pasando por desastrosas (los jóvenes Nicola Peltz, Jack Reynor) hasta desaprovechadas (lo mejor del elenco no tiene siquiera personajes reales: Kelsey Grammer, Titus Welliver, el gran T.J. Miller). Zafa de todos Stanley Tucci que sería capaz de darle carisma a una piedra. ¿Y qué decir del guión? Una nulidad absoluta, con cero desarrollo de una posible historia, cargada por completo de casualidades (que justo sea un noble ingeniero robótico el que encuentre al robot protagonista es la primera de muchas) y dónde la verosimilitud de lo que se ve, simplemente no existe (la cantidad de veces que los humanos sobreviven a caídas bestiales es absurda). Y además de todo, dura casi tres horas.
Se supone que esta Transformers es la alternativa "adulta" o al menos adolescente para estas vacaciones de julio. Pobres de aquellos que pretendan algo de ella. 1. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 1

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores