domingo, 6 de julio de 2014

Deadly Blessing de Wes Craven (1981)

Uno de los títulos más tempranos de Craven, se nos cuenta una historia situada en la América profunda, donde un par de solitarias granjas conviven junto a una comunidad hitita (algo así como un posgrado amish). Los hititas están furiosos con los dueños de la granja más cercana, él un ex hitita y ella la mujer que consideran el incubo que se lo llevó del lado de Dios. Más temprano que tarde comenzarán a pasar cosas extrañas, muertes inexplicables y tensión a troche y moche. Si bien el misterio está muy bien construido hasta la mitad, cuando llega la hora de explicar tiene más agujeros que un queso gruyere. Por no hablar del final espantoso y sacado completamente de cualquier contexto. Tiene también ochentosidades varias (autos que explotan, tetas, etc.) pero que se disculpan. El elenco se divide entre los competentes (Ernest Borgnine, Michael Herryman, una jovencísima Sharon Stone, Susan Bucker) y los impresentables (el protagónico de Maren Jensen, la sobreactuada Collen Riley). Quedamos en un 2. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 2

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores