domingo, 6 de julio de 2014

Dragonslayer de Matthew Robbins (1981)

Sorprendentemente oscuro es este clásico de Disney, dónde se nos cuenta la aventura de un joven aprendiz de mago (Peter McNicol en su debut) que viaja a un lejano reino a combatir a un dragón. El relato está muy bien construido, así como los personajes (que son presentados con motivaciones y razones de ser, todos ellos incluso los malvados) y los efectos especiales (aunque cantan por momentos) se mantienen aún dignos. McNicol cumple con honores su rol heroico y hay un par de buenos secundarios en el veterano Ralph Richardson y John Hallam. Vamos con un 4 de los buenos. Por Fito.

Puntajes:

Federico:

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores