lunes, 14 de julio de 2014

El Bombero Atómico de Miguel M. Delgado (1952)

Cantinflas da vida a su sobreviviente de siempre, bueno para las palabras, valiente, pero sobre todo pícaro, que se ve involucrado con una huérfana y una herencia. Para mantener a la niña se hace bombero y allí, en la primera mitad de la película, es dónde están los mejores chistes. Pero esta también es una secuela de Agente 777 (ya que el personaje resulta ser el mismo) por tanto en la segunda mitad Cantinflas vuelve a ser policía y, si bien sigue siendo graciosa, los chistes no son tan buenos (y se siente algo estirado todo). Todo cierra con una divertida madriza general. Vamos con un 4. Por Fito.

Puntajes:

Federico: 5

Fito: 4

Gastón:

Leo:

Martín:

Rodrigo: 4

Promedio Tripartito: 4.33

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores