martes, 19 de abril de 2016

I Melt With You de Mark Pellington (2011)

Cuatro amigos cuarentones, Ron, Tim, Jonathan y Richard (Jeremy Piven, Christian McKay, Rob Lowe y Thomas Jane, respectivamente), ex compañeros en la ya lejana Universidad y que ahora mismo atraviesan vidas que van desde lo anodino a lo patético, se reúnen para pasar una semana en una espectacular casa en un acantilado de algún punto de la costa californiana, con la excusa de celebrar el cumpleaños de Tim. El plan es tan simple como estúpido: emborracharse y meterse toda la droga que Jonathan (el médico del grupo) haya traído en su maletín. Esta fiesta de hombres solos, una serie continua de resacas y vuelta a empezar, es adecuada para que afloren no solo las diferencias entre los amigos, diferencias que ya existían en los idílicos años de juventud y que la vida no ha hecho otra cosa que revelar cada vez que ha tenido la oportunidad, sino también para que se asomen a un momento que implica mirar a los ojos a los muchachos intensos y entusiastas que eran, ver qué ha pasado con eso y decidir qué harán de ahora en más. La película tiene un turning point que no vale la pena revelar, pero que lleva todo a un nuevo nivel. Si el anterior nivel era anodino y de un idealismo ingenuo, el siguiente es caprichoso y estúpido. Los actores hacen lo que pueden con el material que tienen a disposición, pero es difícil inyectarle dramatismo y profundidad psicológica a un guión que nunca está a la altura del problema que cree estar abordando. 2. Por Leo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo: 2

Rodrigo: 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores