viernes, 29 de abril de 2016

The Perfect Guy de David M. Rosenthal (2015)

Hay veces que no entiendo ciertos modos o procedimientos en Hollywood. Esta película es la misma historia calcada que Unlawful Entry de 1992 con Kurt Russell, Ray Liotta y Madeleine Stowe, y tantas otras muy parecidas que hemos visto dos millones de veces: "pareja perfecta, tipo violento que se obsesiona con la mujer cuando esta decide dejarlo, y empieza a hostigar y atacar a dicha mujer y en este caso su nueva pareja que sufre las consecuencias". ¿Cuál es la diferencia, preguntará usted?, pues ninguna, tan sólo que en este caso hablamos de un reparto 100% afroamericano y ahí es donde entra mi desconcierto. ¿Por qué querer hacer una historia trillada y desgastada hasta el hartazgo simplemente con un reparto que cumple con determinados estereotipos raciales?, ¿es que realmente no hay historias para contar?, ¿es que en este nuevo mundo igualitario es importante mostrar que las razas históricamente oprimidas ahora son exitosos hombres de negocios iguales que los blancos opresores de siempre?… pues no lo sé, pero el resultado en este caso es horrendo. Más allá de la belleza y clase de Sanaa Lathan, de lo elegante, bien parecido y sofisticado de Michael Ealy y de lo igualmente elegante y sobrio de Morris Chestnut, quien en mi humilde opinión es además el actor con más recursos de los tres, no hay nada para rescatar una película que no tiene razón de ser. 1 punto. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo:

Rodrigo: 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores