martes, 19 de abril de 2016

Listen Up Philip de Alex Ross Perry (2014)

Philip Lewis Friedman (Jason Schwartzman) es un narcisista escritor neoyorquino treintañero al que las personas que lo conocen no dudan en describir como "un bebé y un idiota", "un desgraciado cruel" y un "egoísta poco sentimental". Philip ha obtenido cierto reconocimiento y sus posibilidades de convertirse en una de las figuras del panorama literario son buenas. La llegada del tan ansiado éxito le sirve a Philip para restregárselo en la cara a todos los que él siente que lo decepcionaron o despreciaron en el pasado. A esta altura no creo que sea necesario decir que hay cierto ensañamiento por parte del guión y la dirección para convertir a Philip en un personaje absolutamente antipático, casi detestable. Uno podría pensar "bueno, lo que pasa es que es joven". Y entonces entra en escena un escritor ya consagrado, Ike Zimmerman (Jonathan Pryce), una especie de sucedáneo de Philip Roth, el escritor judío contemporáneo por antonomasia (nota: uno de los personajes más populares de Roth, que además funciona como alter-ego suyo, se llama Zimmerman). Y Zimmerman es un ser despreciable, egoísta, incapaz de demostrar afecto por su hija ni por nadie que no sea él mismo. Y así se queda todo, la película entera gira en torno a estos egos venenosos y sobredimensionados, como el papel higiénico da vueltas en el agua antes de perderse para siempre en el vórtice oscuro. 2. Por Leo.

Puntajes:

Federico:

Fito:

Gastón:

Leo: 2

Rodrigo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores